Bardem la lía en la Cumbre del Clima

El actor llamó «estúpido» a Martínez-Almeida por revertir Madrid central y luego pidió perdón por dejarse llevar «por un impulso»


redacción

Las reivindicaciones de la Cumbre de Clima pasaron ayer a un segundo plano por una polémica provocada por Javier Bardem. El actor español llamó «estúpido» al alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida (PP), «por permitir circular por la capital a los vehículos contaminantes» y «por querer revertir» Madrid Central, la zona de bajas emisiones que comenzó a funcionar hace un año tras su puesta en marcha por parte de la anterior alcaldesa, Manuela Carmena.

Por su parte, Martínez-Almeida no tardó en contestar al insulto en una publicación en su cuenta de Twitter: «El típico listo, eso sí muy progre, que piensa que lo de pagar impuestos no va con el», señaló el alcalde de Madrid en referencia a Bardem. El actor, sin embargo, reflexionó después sosbre sus palabras y pidió disculpas por el insulto. «El insulto ilegitimiza cualquier discurso y conversación», aseguró en un hilo abierto en su cuenta de Twitter.

Bardem pidió «disculpas» por haberse «dejado llevar por un impulso en absoluto constructivo que flaco favor hace al verdadero mensaje, único y realmente importante». «Los irrefutables datos que todos los estudios científicos detallados nos avisan de la urgencia climática en la que nos encontramos y la necesidad de que se tomen medidas y compromisos para revertir su galopante avance por parte de todos los países», apuntó Bardem.

La polémica siguió adelante y Martínez-Almeida aseguró este sábado que el insulto de Javier Bardem  le «anima a seguir por la misma línea» de «trabajo por la sostenibilidad» y ha remarcado que él nunca ha sido «partidario» de la zona de bajas emisiones. «Si alguien como Javier Bardem, con la ideología, los principios que defiende y la politización que hace sobre una cuestión como la sostenibilidad; que nos debe incumbir a todos; me dice eso a mi lo que me anima es a seguir adelante para que Madrid sea una ciudad verdaderamente sostenible», ha deslizado el regidor en una entrevista en Cope, recogida por Europa Press, en la que ha tachado de «trasnochadas y fracasadas» las recetas ideológicas del actor.

Así, ha señalado que lo que le ofende no es la descalificación personal sino a la capital que «ha hecho un esfuerzo extraordinario» para acoger la Cumbre del Clima. «Lo que me duele es que el nombre de Madrid se vea empañado porque haya uno que decida llamar estúpido a su alcalde y tape todo lo bueno que ha hecho la ciudad estos días para poder tener esta cumbre», ha profundizado.

MADRID CENTRAL

Al ser preguntado por sus cambios respecto a Madrid Central --de prometer su reversión a sacar pecho por la bajada de emisiones--, el regidor ha afirmado que él «no engaña a los madrileños» y que nunca ha sido «partidario de Madrid Central».

Aún así, ha enfatizado en que no es un negacionista, ya que nunca ha rechazado que exista un problema de calidad del aire en la capital, sino que se le ha tachado de ello por no compartir con las recetas de la «izquierda» para hacerle frente.

«A mi Madrid Central no me gusta como solución, otra cosa es que tengo un pacto de Gobierno y por tanto lo tengo que respetar, es mejor ese pacto de gobierno, que un Gobierno de la izquierda», ha añadido.

Por último, al enterarse de que Javier Bardem había pedido disculpas a través de Twitter, ha señalado que tendrá «que ver la disculpa» donde, según ha predicho el alcalde, Bardem «aprovechará nuevamente para mostrar su discrepancia».

«Yo me quedo con una cosa, ¿qué méritos tiene Javier Bardem para leer un manifiesto en una Cumbre por el Clima? ¿Es un ejemplo de coherencia personal en le ámbito de la lucha por la sostenibilidad?», ha concluido.

¿Qué es la tabla de madera con la que llegó a Madrid Greta Thunberg?

La Voz
EFE

Muchos se preguntan para qué la usa la joven activista sueca, pero es un objeto que ha llevado a otras protestas

Greta Thunberg llegó a Madrid y se convirtió en la protagonista absoluta de la cumbre del clima. Todos los focos y las miradas se dirigieron a la activista cuando bajó del tren Lusitania después de su viaje nocturno. Ella salió vagón en el que se desplazó desde Lisboa con una especie de tabla de madera. Se dispararon decenas de flashes y muchos se preguntaron para qué sirve ese objeto que porta la sueca. Puede que gran parte de las personas que se plantearan esta incógnita hayan visto, sin saberlo, esta placa en numerosas fotografías. Porque se trata de la pancarta que suele portar la adolescente nórdica a las protestas a las que acude. 

Seguir leyendo

Comentarios

Bardem la lía en la Cumbre del Clima