Respiración asistida para un encuentro que no llega a un pacto

pedro tasende MADRID / E. LA VOZ

ACTUALIDAD

Activistas de World Wildlife Fund (WWF)
Activistas de World Wildlife Fund (WWF) Clara Margais | europa press

La COP25 busca tiempo extra de prórroga para llegar a un acuerdo para incrementar los esfuerzos que permitan reducir los gases de efecto invernadero

15 dic 2019 . Actualizado a las 09:52 h.

Una cumbre sin acuerdo pasará a la historia como una derrota. De ahí que en la COP25 se haya intentado mantener las constantes vitales de la cumbre con un tiempo extra de prórroga y negociadores que, desfibrilador en mano, intentan que la conferencia de Madrid desemboque en un pacto para incrementar los esfuerzos que permitan reducir los gases de efecto invernadero.

Es difícil explicar por qué los negociadores no son capaces de llegar a un consenso que afronte el vertiginoso cambio climático, la mayor amenaza de la humanidad y el planeta. A una cumbre como la de Madrid las delegaciones gubernamentales y las organizaciones que participan en las negociaciones llegan con intensos trabajos previos de reuniones de carácter internacional. En teoría, las cumbres sirven para hilar un documento de consenso, pero no siempre es así.

En la Zona Azul, el área de Ifema custodiada para la cumbre por la seguridad de Naciones Unidas, se concentran las delegaciones de casi dos centenares de países que protagonizan numerosos encuentros de alto nivel en los que se intentan buscar acuerdos en medio ambiente.