El TSJC anula el decreto para reabrir embajadas catalanas y, paralelamente, el Gobierno da el visto bueno a su apertura

El Ejecutivo recuerda que puede volver a pedir judicialmente el cierre de las delegaciones si considera que su actividad «vulnera la legalidad o es contraria a los intereses de España»

Tribunal Superior de Justicia de Cataluña
Tribunal Superior de Justicia de Cataluña

Redacción

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ha anulado el decreto que aprobó el Govern para reabrir las delegaciones de la Generalitat en Reino Unido, Alemania, Estados Unidos, Italia, Suiza y Francia en junio del 2018, tras la aplicación del artículo 155. En una sentencia, que no es firme, el alto tribunal catalán ha acordado estimar el recurso contencioso que el Ministerio de Asuntos Exteriores presentó contra el decreto del Govern que restablecía las delegaciones catalanas citadas y condena a la Generalitat a pagar las costas del proceso judicial, hasta un límite de 2.000 euros. EFE

Paralelamente, el Gobierno ha dado hoy el visto bueno a la apertura de delegaciones catalanas en Argentina, México y Túnez ya que no tiene «ninguna objeción» al nuevo texto de los decretos de creación presentados por la Generalitat. Ha recordado, no obstante, que puede volver a pedir judicialmente el cierre de las delegaciones si considera que su actividad «vulnera la legalidad o es contraria a los intereses de España», han informado fuentes de Asuntos Exteriores.

Los decretos que han sido aprobados con Margarita Robles como responsable del Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación en funciones -antes del nombramiento de Arancha González Laya como titular del mismo- habían sido impugnados el pasado julio por el equipo liderado por el entonces ministro, Josep Borrell.

La apertura de estas tres delegaciones de la Generalitat en el exterior había sido suspendida por el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) el pasado noviembre a petición del Gobierno, que impugnó los decretos por considerar que su objetivo auténtico era promover fuera de España las tesis del independentismo catalán, informa Efe.

Pese a considerarlo como el «peor ataque que se ha producido contra el autogobierno de Cataluña desde la aplicación del 155», la Generalitat optó por redactar de nuevo los decretos, incorporando las sugerencias realizadas por el Ministerio de Asuntos Exteriores para garantizar que dichas oficinas no suponían unas «interferencias en la política exterior del Estado» español.

Comentarios

El TSJC anula el decreto para reabrir embajadas catalanas y, paralelamente, el Gobierno da el visto bueno a su apertura