Sánchez se reúne hoy con Torra forzado por ERC en una cita fracasada de antemano

El presidente catalán radicalizará sus exigencias para torpedear la mesa de negociación pactada por PSOE y Esquerra


Madrid / La Voz

La crónica de un fracaso anunciado. Así podría definirse la reunión que hoy mantendrán en Barcelona el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el de la Generalitat, Joaquim Torra, a la vista de las posicionamientos previos con los que ambos acuden a la cita. Ni el líder catalán piensa bajarse de sus reivindicaciones maximalistas de autodeterminación y amnistía, ni el jefe del Ejecutivo espera nada positivo de la reunión con un político al que el propio Gobierno situó ayer «en las antípodas» de Pedro Sánchez.

¿Por qué acude Sánchez a la reunión con Torra?

La entrevista del líder del PSOE con el presidente catalán fue una exigencia previa de ERC antes de poner en marcha la mesa de negociación entre Gobiernos a la que se comprometió Sánchez a cambio de la abstención de los republicanos en su investidura. El jefe del Ejecutivo trató de anular la cita y posponer la propia mesa de negociación una vez que Torra dio por agotada la legislatura catalana, pero ERC le forzó a rectificar y retomar la reunión bajo amenaza de romper cualquier acuerdo y no apoyar los Presupuestos del Estado.

¿Qué pretende Torra con esta entrevista?

Torra sabe que su tiempo político está agotado tras anunciar la convocatoria anticipada de elecciones sin fecha fija, y que carece de cualquier sentido negociar cuestiones que él ya no va a gestionar. Pretende por ello utilizar la cita como el arranque de una larga campaña electoral, manteniendo unas posiciones maximalistas e inflexibles sobre la autodeterminación, la independencia y la amnistía. Un intento de torpedear la mesa de negociación pactada por ERC y de dejar en evidencia a los republicanos de cara a los comicios por haber apoyado a un Gobierno al que Torra califica de «represor».

¿Qué papel juega Puigdemont en la cita?

El expresidente catalán dirige los pasos de Torra y le impidió convocar elecciones de inmediato, como era su deseo una vez que ERC admitió su suspensión como diputado. Es Puigdemont quien marca el guion de Torra para forzar el bloqueo. Como muestra, ayer pidió al líder catalán que «no renuncie a nada» en la cita y consideró que esta solo sería un éxito si Sánchez acepta hoy un referendo de autodeterminación. «Esto sería un buen mensaje y yo creo que todos estaríamos muy satisfechos de que la reunión de mañana saliera con ese compromiso. Las dos partes saldrían muy beneficiadas», afirmó. Otra de las exigencias de Torra a Sánchez será precisamente que acepte como interlocutor al propio Puigdemont, que ya ha advertido de que no «pasará página» hasta que el Estado pida «perdón» por haber aplicado artículo 155.

¿Qué puede ofrecer Sánchez a Torra?

Nada, más allá de los compromisos que ya ha adquirido con ERC. Reiterará su predisposición al diálogo dentro de la Constitución. En la cuestión de los presos, no irá más allá de la anunciada reforma del Código Penal para rebajar las penas por sedición, que beneficiaría a los encarcelados. Consciente de la inflexibilidad de su interlocutor, Sánchez utilizará la cita con los empresarios catalanes para aislar a Torra con mensajes conciliadores.

¿Cómo afecta la entrevista a Esquerra?

La posición radical de Torra y el anuncio de nuevas elecciones complica la estrategia de ERC, que tiene difícil seguir mostrando cercanía a Sánchez tras el previsible desencuentro de hoy. Los republicanos comienzan a marcar distancias. El vicepresidente económico catalán, Pere Aragonès, no acudirá al Consejo de Política Fiscal y Financiera convocado para mañana y advierte ya de que Cataluña exige una relación bilateral con el Ejecutivo .

El PP denuncia al líder catalán por usurpación de funciones 

 

A pocas horas de que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se reúna con el de la Generalitat, Joaquim Torra, el PP fuerza la máquina para poner en aprietos al líder del PSOE. Los populares presentaron ayer una querella contra Torra en el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña por un presunto delito de «usurpación de funciones públicas». En el escrito, el PP sostiene que Torra «se empecina» en mantener el cargo «en abierta y franca rebeldía» frente a la Constitución y el Estatuto de Cataluña, «actuando de facto» como presidente pese a estar inhabilitado para ello por haber perdido la condición de diputado. Esa actuación, según el PP «perjudica gravemente» los intereses de todos los catalanes y de España como nación y produce una «grave perturbación del orden constitucional». Una velada referencia a la posibilidad de aplicar el artículo 155 de la Constitución si persiste en su actitud. El líder de los populares, Pablo Casado, pidió por ello «formalmente» a Sánchez que cancele la reunión fijada con Torra, ya que de mantenerla, enviará a los ciudadanos el mensaje «perverso» de que no es necesario cumplir con las obligaciones fiscales, los límites de velocidad en las carreteras o los decibelios de música permitidos. Algo que, a su juicio, «empaña» la imagen del país.

Pese a que tanto Sánchez como el PSC reconocen a Torra como presidente de la Generalitat al no haber una sentencia que lo inhabilite expresamente como tal, Casado insistió en que ha sido «inhabilitado y despojado de su escaño en el Parlamento catalán y, por lo tanto, ya no puede ostentar la presidencia de la Generalitat» en virtud de lo que establece el Estatuto de Cataluña. Criticó por ello que Torra cuente con «todos los parabienes por parte del Gobierno de España». Una situación que Casado achacó a que el Gobierno «necesita» los votos de los independentistas para aprobar los Presupuestos. «Eso también es seguridad jurídica», insistió el líder de los populares, que añadió que la certidumbre «cotiza en Bolsa».

Ponsatí se acredita como eurodiputada pese a su suspensión por no haber acatado la Constitución 

 

La ex consejera de la Generalitat Clara Ponsatí recogió ayer su acreditación como eurodiputada en Bruselas tras ganar su escaño el pasado sábado con la salida del Reino Unido de la Unión Europea y pese a que la Junta Electoral Central dejó vacante el mismo por no haber acatado la Constitución. La ya eurodiputada de JxCat llegó al Parlamento Europeo junto a sus compañeros de partido Carles Puigdemont y Toni Comín, con quienes huyó a Bélgica en el 2017 tras la declaración unilateral de independencia de Cataluña. Ponsatí está reclamada por una euroorden del Tribunal Supremo en la causa contra el procés, que está procesando el tribunal de Edimburgo, ya que tiene fijada su residencia en Escocia desde marzo del 2018.

En una decisión que puede afectar a los presos del procés, la Sala Segunda del Tribunal Constitucional ha dictado una sentencia en la que ampara por primera vez el derecho a la libertad de expresión de los reclusos para hablar con la prensa tras un recurso de la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía. Instituciones Penitenciarias trabaja ya para regular ese derecho reconocido a los presos.

La Cámara recurre la retirada del acta al presidente de la Generalitat con la abstención del PSC 

 

El Parlamento catalán aprobó ayer la presentación de un recurso contencioso administrativo ante el Tribunal Supremo contra el acuerdo de la Junta Electoral Central (JEC) que suspende al presidente de la Generalitat, Joaquim Torra, como diputado autonómico. La Cámara ya presentó un recurso el 16 de enero ante el Supremo, junto a la petición de medidas cautelares y tras una decisión de la Mesa. Entonces, el tribunal avisó de que el Parlamento autonómico no puede presentar un contencioso-administrativo por acuerdo de la Mesa, sino que debe hacerlo por un acuerdo del pleno. Finalmente, la decisión se aprobó ayer con 74 votos a favor de JxCat, ERC, los Comunes y las CUP, la abstención del PSC y 40 votos en contra de PP y Cs. Los socialistas justificaron su abstención en el deseo de no bloquear la posibilidad de que la Cámara recurra lo que consideró una «desobediencia simbólica» de Torra.

Comentarios

Sánchez se reúne hoy con Torra forzado por ERC en una cita fracasada de antemano