España rechaza la pretensión argelina de incluir en sus aguas el Parque Nacional de Cabrera, en Baleares

La Voz REDACCIÓN

ACTUALIDAD

La ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya
La ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya

El Gobierno del país africano aprobó en el 2018 un decreto por el que ampliaba unilateralmente sus aguas incluyendo parte de Cabrera

19 feb 2020 . Actualizado a las 19:59 h.

Segundo conflicto con un país africano por la delimitación de las aguas territoriales. A las pretensiones marroquíes de ampliar su espacio hasta cerca de Canarias se ha sumado ahora la argelina, que que se arrogaba las aguas próximas a las islas Baleares donde se sitúa el Parque Nacional de Cabrera. La pretensión de Argelia no es nueva y se remonta al Gobierno del por entonces presidente Abdelaziz Bouteflika, que firmó en el 2018 un decreto que incluía las aguas del Mediterráneo que rodean a Argelia, desde la frontera de Marruecos a la de Túnez, en una zona económica exclusiva (ZEE).

La medida ha pasado desapercibida hasta este lunes, en el que la ministra de Exteriores, Arancha González Laya, señaló que se trata un tema que deben negociar ambos países y que hasta el momento no hay más que «pretensiones» con las que España no está de acuerdo. González Laya ha recordado que «a partir de ahí, lo que dice la convención de Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar es que las dos partes deben negociar, negociación que todavía no ha comenzado». Por ello, la ministra ha pedido tener «cuidado» con el uso de expresiones como «se han apropiado o similares, porque eso no ha ocurrido».

La posible ampliación de la zona marítima, que según el gobierno balear afecta al Parque natural en la isla de Cabrera, ya desató una agria polémica en 1994, año en el que Argelia anunció que ampliaba de forma unilateral sus aguas jurisdiccionales un máximo de 53 millas marítimas -95,5 kilómetros-, superando de esta manera la franja de 12 millas que se atribuyen tradicionalmente los países mediterráneos.