El equipo negociador del Gobierno desborda las posiciones del PSOE

La presencia de Iglesias, Castells e Illa en la mesa de diálogo con la Generalitat muestra la voluntad de empatía con Torra


Madrid / La Voz

El Gobierno ha seleccionado ya al equipo titular que se sentará el próximo día 26 en la mesa de negociación entre el Ejecutivo central y la Generalitat. El sexteto estará compuesto por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, la vicepresidenta primera, Carmen Calvo, el vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, la ministra de Política Territorial y Función Pública, Carolina Darias, el titular de Universidades, Manuel Castells, y el ministro de Sanidad y secretario de organización del PSC Salvador Illa. Un equipo en el que se aprecia una clara voluntad de empatía con los interlocutores, aunque se rechace la exigencia de Joaquim Torra de autodeterminación y amnistía.

Con la presencia de Iglesias, Castells e Illa, la mitad de la representación del Gobierno la ocupan ministros que desbordan la posición oficial del PSOE respecto a Cataluña, y más teniendo en cuenta que Sánchez solo se ha comprometido a estar en la primera cita. Aunque a partir de su entrada en el Ejecutivo Iglesias se ha comprometido a no polemizar con el PSOE respecto a Cataluña, el líder de Unidas Podemos y su partido son partidarios del derecho a decidir y de que en Cataluña se celebre un referendo de autodeterminación acordado con el Gobierno. Una postura que, en la mesa y fuera de los focos, le acercará mucho al planteamiento de ERC.

Castells cuestiona a los jueces

Más proclive aún al discurso independentista es el ministro de Universidades, Manuel Castells, que ocupa la cuota de En Comú Podem en la mesa. Se trata de un sociólogo y economista cuyo prestigio académico es reconocido internacionalmente. Antes de entrar en el Gobierno, defendió posiciones muy criticas con el Estado español respecto a Cataluña, con planteamientos muy próximos al independentismo. «Los jueces no son unos ángeles fuera de la sociedad y fuera de la política. Tienen su ideología, tienen su política y son nombrados por partidos españoles, que son nacionalistas», dijo en una entrevista en la que calificó al PP y el PSOE como «nacionalistas españoles». En un artículo en La Vanguardia en el 2018 dijo que «mientras haya independentistas presos y exiliados no hay solución estable al conflicto».

Salvador Illa será la voz de Iceta

Illa es el hombre de confianza de líder del PSC, Miquel Iceta, que se mostró favorable al indulto a los presos del procés, fue el primero que planteó públicamente la figura del «relator» y vio inevitable una consulta «en diez o quince años» si «el 65% de los catalanes quiere la independencia». Afirmaciones que fueron criticadas por la dirección del PSOE. Illa es un experto negociador, más prudente que Iceta en su declaraciones, aunque defiende que Cataluña es una nación.

Junto a ellos estará Carmen Calvo. De total confianza de Sánchez, hace un año, en sus negociaciones con el número dos de la Generalitat, Pere Aragonés, llegó a aceptar la figura de un mediador en la mesa, aunque luego tuvo que rectificar. Carolina Darias, que releva a un José Luis Ábalos muy quemado por el Delcygate, tiene un perfil más técnico y gran capacidad de negociación, como ha demostrado en el pacto firmado con el PNV sobre los traspasos pendientes. Sánchez, ha evolucionado desde definir a España como una nación de naciones y a Cataluña como una nación, a mostrarse muy duro en la campaña con Joaquim Torra. Ahora afirma que en Cataluña hay un «conflicto político» y defiende que se someta a consulta en Cataluña lo que apruebe la mesa.

La guerra entre JxCat y ERC condiciona el arranque de la mesa de diálogo

Cristian Reino
El vicepresidente Pere Aragonès (ERC y el presidente de la Generalitat, Quim Torra (JXC), este jueves, en el Parlamento de Cataluña
El vicepresidente Pere Aragonès (ERC y el presidente de la Generalitat, Quim Torra (JXC), este jueves, en el Parlamento de Cataluña

La pugna entre los dos partidos por liderar el secesionismo condiciona el encuentro

La mesa de diálogo entre el Gobierno central y el catalán tiene fecha, el miércoles, pero sigue en el aire la lista de participantes y el orden del día. La Moncloa cerró su delegación: presidente, dos vicepresidentes y tres ministros. La parte catalana, en cambio, no se pone de acuerdo. La pugna electoral entre JxCat y ERC se ha metido de lleno en la mesa y el marcaje entre los dos socios independentista es tan férreo que cualquier paso necesita arduas negociaciones.

Quim Torra propuso a la CUP y a las entidades de la sociedad civil que integraran la delegación catalana. Pero todas han declinado la invitación. «Una cosa es que estemos en una fase previa de asesoramiento, de presión, y otra es que estemos en una mesa de Gobierno a Gobierno. No somos electos, no somos Govern», afirmó la ANC.

Seguir leyendo

Comentarios

El equipo negociador del Gobierno desborda las posiciones del PSOE