Pablo Casado prescinde de Alfonso Alonso y sitúa como candidato del PP vasco a Carlos Iturgaiz

Gonzalo Bareño Canosa
Gonzalo Bareño MADRID | LA VOZ

ACTUALIDAD

Pablo Casado y Alfonso Alonso
Pablo Casado y Alfonso Alonso David Aguilar | EFE

La tensión por el pacto con Cs abre una grave crisis a pocas semanas de las elecciones

24 feb 2020 . Actualizado a las 10:33 h.

La situación era insostenible y ha acabado estallando. Tras semanas de tensión con Alfonso Alonso a costa de la formación de una coalición electoral con Ciudadanos en el País Vasco, el presidente del partido, Pablo Casado, comunicó ayer al líder de los populares en Euskadi que no será el candidato a lendakari en las elecciones del 5 de abril. Será Carlos Iturgaiz, que ya fue candidato en 1998, quien liderará la lista de la coalición. Iturgaiz estaba apartado de la primera línea política en los últimos años y está muy ligado a Jaime Mayor Oreja. Alonso, que ayer se reunió en Madrid con el secretario general del PP, Teodoro García Egea, mantuvo hasta el último minuto el desafío a Génova sin aceptar el acuerdo alcanzado con Ciudadanos sin contar con él, aunque García Egea, aseguró que la decisión de que no sea candidato se tomó «de mutuo acuerdo».

El PP vasco había convocado para hoy lunes a la Junta Directiva autonómica para tomar una decisión. Pero Casado no quiso permitir que la cúpula territorial mostrara su respaldo a Alonso y prefirió cortar de raíz el conflicto cobrándose la cabeza de un candidato al que él mismo confirmó hace solo una semana, cuando eran ya públicas las críticas a Alonso entre dirigentes nacionales del partido. «El presidente del PP, Pablo Casado, me acaba de comunicar que no seré candidato a las elecciones vascas. Quiero agradecer todo el apoyo de PP vasco que es y será siempre mi partido», anunció Alonso en un mensaje de Twitter.

El hasta ayer candidato se negó a acudir el pasado viernes a la firma del acuerdo con Cs en Génova pese a haber sido convocado para ello, alegando que el pacto alcanzado era «inasumible»» y por tanto no podía respaldarlo.