La intensa tormenta de viento y arena complica los incendios en Canarias

Suspendidas hoy las clases y todas las operaciones aéreas y marítimas debido al mal tiempo que asola al archipiélago canario

La densa y molesta calima (viento con arena en suspensión) procede del Sáhara
La densa y molesta calima (viento con arena en suspensión) procede del Sáhara

Redacción

Los fuertes vientos, las altas temperaturas y la falta de visibilidad a causa de la calima complican la lucha contra los incendios en Canarias y el tráfico aéreo y marítimo en las islas, que ayer quedaron suspendidos. El fuerte viento, de hasta 163 kilómetros en las cumbres de Tenerife y la densa calima -viento con arena en suspensión procedente del Sáhara- impidieron actuar a los medios aéreos en los diferentes focos activos en varias islas.

La Consejería de Educación del Gobierno canario anunció que este lunes no habrá clases por la meteorología adversa que mantiene en situación de alerta a todo el archipiélago. Esta suspensión de la actividad educativa se adoptó por la peligrosidad que entrañan los desplazamientos de escolares y de la población en general.

Vista de la calima en la ciudad de Santa Cruz de Tenerife
Vista de la calima en la ciudad de Santa Cruz de Tenerife

El desvío a aeropuertos alternativos, como los marroquíes, de todo el tráfico aéreo que se dirigía ayer a Canarias afectó a 144 vuelos, según informaron a Efe fuentes de Aena. El 112 registró más de 800 incidentes relacionados con el viento, localizados en su mayoría en Gran Canaria y Tenerife y en menor medida en Fuerteventura, Lanzarote, La Palma y La Gomera. A última hora de ayer, varios incendios en zonas urbanas de seis municipios del norte de Tenerife provocaron el desalojo de unas mil personas y el cierre de la autopista norte de la isla.

Comentarios

La intensa tormenta de viento y arena complica los incendios en Canarias