PSOE y Podemos buscan una tregua tras la peor semana en 50 días de Gobierno de coalición

Francisco Balado Fontenla
Fran Balado MADRID / LA VOZ

ACTUALIDAD

La disputa por la ley de libertad sexual recrudece las tensiones

07 mar 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

El parto del primer Gobierno de coalición en España desde la restauración de la democracia no fue fácil. El bipartito nació condicionado por la necesidad de sus dos socios tras haberse dejado cada uno casi 700.000 votos en siete meses, y llegó al mundo con tal fragilidad parlamentaria que requirió de la asistencia de los independentistas.

La hemeroteca está plagada de ataques entre socialistas y morados en campaña tan solo días antes de que Sánchez e Iglesias firmasen el acuerdo de gobierno, pero ambos acordaron pasar página y prometerse lealtad.

No obstante, la falta de confianza quedó constatada incluso antes de la toma de posesión, con Iglesias aireando su enfado tras leer en la prensa que finalmente las vicepresidencias serían cuatro, y no tres. El líder de Podemos admitía a La Voz la semana pasada que hubo y habrá diferencias, pero que estas serían resueltas «a puerta cerrada». Sin embargo, el pasado lunes, el día en el que la coalición cruzaba el ecuador de los cien primeros días en el poder, todo saltaba por los aires a causa de la tramitación de la ley de libertad sexual.