El rey, muy superior a la clase política

Si se compara el discurso de Felipe VI en las Cortes con los más solemnes de la clase política actual, pocos están a la altura del pronunciado por el monarca