Putin aplaza el referendo constitucional para perpetuarse en el poder

El presidente ruso cambia sus planes ante la pandemia, después de varios días resistiéndose

Natalia y su hija observan el discurso a la nación del presidente Vladimir Putin en su casa de Domodedovo, región de Moscú
Natalia y su hija observan el discurso a la nación del presidente Vladimir Putin en su casa de Domodedovo, región de Moscú

El ritmo de contagios de coronavirus en Rusia va tomando impulso y pese a las  prisas por parte del Kremlin para dar carpetazo a su crucial modificación de la Constitución, el presidente Vladimir Putin no le ha quedado más remedio que aplazar el plebiscito del 22 de abril en el que espera lograr un respaldo mayoritario a la reforma constitucional que le permitirá permanecer en el Kremlin hasta el año 2036.

En un discurso a la nación difundido en directo por la televisión estatal, el presidente anunció que la consulta queda suspendida de forma indefinida. En este sentido, llamó a anteponer «la salud, la vida y la seguridad» de los ciudadanos, según la agencia de noticias oficial Sputnik.

«Tomaremos la decisión sobre la nueva fecha de la votación solo basándonos en opiniones de profesionales, recomendaciones de médicos y especialistas», afirmó Putin.

La decisión del jefe del Kremlin se produce días después de que se barajara celebrar la votación en un período de entre tres y siete días. Así lo había propuesto el pasada sábado la presidenta de la Comisión Electoral, Ella Pamfílova, que consideraba que el referendo se desarrollase durante varios días para que la afluencia a las urnas se produjera de forma gradual y se evitasen así colas y aglomeraciones peligrosas en tiempos de pandemia.

Comentarios

Putin aplaza el referendo constitucional para perpetuarse en el poder