Los afectados por ERTE superan los 2,6 millones

Andalucía es la comunidad que suma más expedientes, pero Cataluña la que tiene más trabajadores


La Voz

Más de 2,6 millones de trabajadores. Son los incluidos por las empresas en los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) presentados hasta este viernes en las comunidades autónomas y recopilados por Efe. Estas acumulan casi 454.000 expedientes, a los que se suman los 9.670 presentados en el Ministerio de Trabajo, que ha desviado 4.150 a las autonomías por considerar que no son de su competencia y que no ha facilitado el número del total de trabajadores.

En Galicia suman 30.463 expedientes y 159.385 empleados. Andalucía lidera el ránking de procedimientos (88.650), pero Cataluña, el de trabajadores afectados (603.105), debido a que en la comunidad andaluza la mayoría de procesos corresponden a pequeños negocios como bares, restaurantes y comercios, mientras que los expedientes catalanes afectan sobre todo al turismo y a la automoción, con las dos grandes plantas de Seat y Nissan cerradas.

El goteo de ERTE por parte de las empresas de todo el territorio nacional ha sido incesante desde los últimos días de febrero, con una especial intensidad durante el viernes 20 de marzo y los primeros días de la semana siguiente.

Solo las grandes empresas de automoción acumulan más de 57.000 trabajadores, entre ellas Renault, cuyo ERTE afecta a 11.649 personas tras haber parado la producción en sus cuatro plantas en España; Seat, que ha recortado de manera temporal el empleo de 14.812 trabajadores; y PSA, con 7.000.

Los expedientes en las aerolíneas afectan a unas 34.000 trabajadores de compañías como Air Europa, Air Nostrum, Norwegian, Vueling, Ryaner o Iberia

El sector de la hostelería también ha recurrido a los ERTE y cadenas como Burger King y Alsea (Vips, Domino's y Foster's Hollywood,entre otras) suman unos 36.000 trabajadores.

Aunque sin duda uno de los sectores más expuestos a esta crisis es el turismo, ya que solo los grandes grupos como Globalia, Meliá, NH, Riu, Barceló o Iberostar suman 43.000 empleados regulados, a los que hay que sumar la infinidad de empresas de menor tamaño que han visto como sus negocios se han ido a cero en cuestión de días.

El cierre de tiendas en el sector textil ha provocado un aluvión de ERTE en empresas como el Corte Inglés, Mango, Bimba y Lola, Adolfo Domínguez, El Ganso, Primark, Desigual, Calzedonia, Tendam, H&M, que reúnen unas 72.000 personas afectadas.

Compañías como Leroy Merlin e Ikea también han aplicado regulaciones de empleo a sus plantillas, que afectan a 11.000 y 8.000 personas, respectivamente.

La ministra de Trabajo compara a los afectados por un ERTE con quien está de baja por maternidad

Yolanda Díaz comparó a los afectados por un ERTE con aquellas personas que se encuentran de baja por maternidad o paternidad. Tal y como explicó, estos empleados «no son parados», porque siguen afiliados a la Seguridad Social. «Me gusta comparar (esa situación de ERTE) con el permiso de maternidad o de paternidad, porque una mujer que está de permiso, no está en el paro», aseguró la ministra, que concluyó que lo mismo sucede con los afectados por un expediente temporal: «Con naturalidad, al acabar el ERTE, el trabajador se incorpora a su puesto de trabajo», sentenció.

«Desde ningún punto de vista pueden ser parados», remarcó la ministra, que además quiso explicar que el Gobierno ha habilitado ese mecanismo de los ERTE para que las empresas afectadas por la crisis sanitaria del coronavirus tengan que mantener los empleos cuando se supere la emergencia sanitaria.

La mayoría de los afectados por las regulaciones exprés no cobrarán nada hasta mayo

La avalancha de expedientes se atasca en las gestorías y en la Administración

La mayoría de los trabajadores afectados por expedientes de regulación temporal de empleo tendrán que apañárselas como puedan durante casi dos meses. Sin ingresos. Y eso, porque no podrán cobrar el paro hasta el 10 de mayo.

Cierto es que los expedientes por fuerza mayor han de ser aprobados por la autoridad laboral en cinco días. Eso, en líneas generales, porque ya hay comunidades como Galicia que han ampliado ese plazo a 10 días ante el aluvión de expedientes que se les está viniendo encima. Pero es que esa es solo un parte del proceso. Porque además de lograr la autorización, las empresas tienen que tramitar la solicitud de la prestación de desempleo ante el SEPE, lo que antes era el Inem, que es el que paga.

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Los afectados por ERTE superan los 2,6 millones