Una princesa suplica al rey saudí ser liberada, tras más de un año en prisión sin cargos

Mikel Ayestaran JERUSALÉN / COLPISA

ACTUALIDAD

La princesa Basmah bint Saud bin Abdulaziz al Saudi
La princesa Basmah bint Saud bin Abdulaziz al Saudi

La detención de Basmah bint Saud se enmarca en la purga de disidentes emprendida por el principe heredero Bin Salman

18 abr 2020 . Actualizado a las 11:54 h.

«Suplico a mi tío, el custodio de las dos mezquitas sagradas, el rey Salman bin Abdulaziz al Saud, y a mi primo, el príncipe heredero Mohamed bin Salman, que revisen mi caso y me liberen, ya que no he hecho nada malo. Mi estado de salud actual es muy crítico». Esta es la petición que ha lanzado la princesa Basmah bint Saud, vía Twitter, seis meses después de que el canal alemán Deutsche Welle (DW) destapara que las autoridades del reino le impidieron volar a Suiza para recibir tratamiento médico.

La princesa reveló a través de las redes sociales que fue «detenida junto a una de mis hijas sin recibir explicación alguna» y se encuentra en la prisión de alta seguridad de Al Hair, «sin ningún cargo criminal o de otro tipo contra su persona».

Sus tuits forman parte de una carta que ha dirigido a organizaciones internacionales como Amnistía Internacional (AI) y personalidades como Barack Obama o Bernie Sanders con el objetivo de lograr apoyo externo para desbloquear su situación. No hubo reacción oficial alguna a esta petición de socorro por parte de una familia real que se encuentra inmersa en plena batalla contra el coronavirus.