El camino trazado  por la expansión del COVID-19, analizado en su justa medida, hubiese sido una buena hoja de ruta en la prevención de la enfermedad para muchos países. Los gobiernos lo admiten a posteriori, justificando la inacción inicial. Ahora, en una fase diferente de la pandemia, el plan de cada uno de los estados del entorno podría ofrecer a España pistas fiables para afrontar la desescalada. Así la plantean los vecinos:

ALEMANIA

Del no confinamiento al regreso de negocios pequeños. Con 145.743 casos y 4.642 fallecidos, entró ya en su primera fase de desescalada, si bien nunca ordenó un confinamiento tal como se ha concebido en España, sino restricciones a la movilidad de sus ciudadanos (que permanecen vigentes hasta el día 3). Desde el lunes, tienen permiso para reabrir las librerías y negocios con locales de hasta 800 metros cuadrados, y, progresivamente y por territorios, concesionarios de automóviles, comercios de venta de bicicletas, mueblerías y negocios de jardinería. Mascarillas y atuendos de protección son obligatorios. Ya permite el ejercicio físico al aire libre, pero no las reuniones de más de dos personas. Los alumnos de los últimos cursos de primaria y secundaria retomarán las clases presenciales el día 4 en grupos reducidos (quince alumnos como máximo) y con el objetivo principal de realizar los exámenes, pero este es uno de los muchos aspectos que Alemania aplicará de forma asimétrica en función de la afectación territorial del COVID-19 (por ejemplo, Baviera no lo aplicará hasta el día 11). Los parques siguen abiertos, pero los eventos con grandes concentraciones de personas siguen prohibidos hasta septiembre. Merkel lo decidirá el miércoles con sus ministros y el jueves, con los presidentes de los estados federales.

ITALIA

Fractura entre el norte y el sur. Con 178.972 casos y 23.660 fallecidos, Italia se quiebra en dos, tal como sucedió en el inicio de la crisis. El norte industrial presiona ya al gobierno para reanudar la actividad (el confinamiento está vigente hasta el día 3) y cien mil empresas no esenciales funcionan gracias a los permisos de las Delegaciones del Gobierno. Sin embargo, el sur es más reticente a la relajación de las medidas de protección sanitaria, como el confinamiento, porque teme otro colapso de sus hospitales como ya sucedió tras el éxodo posterior al decreto de la zona roja norteña. Las escuelas no abrirán hasta septiembre. Librerías, papelerías y tiendas de ropa infantil ya se encuentran operativas desde hace días. Véneto permitirá mercados al aire libre y hacer deporte en un radio de 200 metros del domicilio. Toda actividad está supeditada a la ejecución y uso de medidas de protección y desinfección. Aunque la medida sufrió un paréntesis, se permite correr en los alrededores del domicilio manteniendo las distancias con otras personas. En la práctica, el fin del confinamiento estará marcado por el uso restringido del transporte público, barreras físicas para obligar al distanciamiento social, uso obligatorio de mascarillas y rastreo de contactos con positivos por medio de aplicaciones móviles, entre otras medidas.

FRANCIA

Medidas por territorios y graduales dentro de la misma actividad. Con 112.606 positivos y 19.718 fallecidos, comenzará el día 11 su desescalada, que será gradual, también por territorios. Por ejemplo, las escuelas y guarderías no abrirán todas de golpe, mientras institutos y universidades permanecerán cerrados, al igual que los lugares públicos de cultura y ocio. Volverán a la actividad sectores como el comercio y las peluquerías. Siempre se ha permitido correr (ahora con declaración jurada, solo una vez al día, en horas concretas y en un radio de un kilómetro del domicilio). Las mascarillas no serán obligatorias. Los eventos con grandes concentraciones de público no se podrán celebrar, al menos, hasta mediados de julio.

PORTUGAL

El 30 de abril habrá calendario y el 1 de mayo, manifestación. Ha registrado 20.863 afectados y 735 muertos. El día 2 vence su estado de emergencia y desde entonces planea abrir escuelas y guarderías. Ha autorizado la celebración de la manifestación del 1 de mayo, pero con distanciamiento social, algo que todavía no se sabe qué resultado ofrecerá. Presentará un calendario el día 30 de abril. Los comercios de barrio serán los primeros en reabrir. El uso obligatorio de mascarillas en escuelas y transporte público, y la distribución de actividades por horarios serán dos de las medidas. Costa avanzó que su país no vivirá como lo hacía en febrero hasta dentro de año y medio. El límite de aforo en las playas y el ocio a puerta cerrada y con distanciamiento social es una propuesta sin confirmar.

REINO UNIDO

Sin fecha. Uno de los países más castigados de Europa después de haber apostado por la pasividad en los primeros momentos de la crisis, lleva 125.850 afectados y 16.544 fallecidos. Los parques y zonas verdes del Reino Unido siguen abiertas para práctica de deportes, aunque las autoridades solo permiten una salida al día para hacer actividad física y siempre guardando la distancia de seguridad. Su especial manera de ordenar el confinamiento ha provocado que la población no lo respete con rigor. Estas medidas se mantendrán hasta el 7 de mayo y el gobierno no se plantea una siguiente fase antes de junio.

OTROS

Escandinavia, Austria, Estados Unidos y Grecia. Los países del norte del Europa nunca aplicaron medidas restrictivas de gran calado, mientras que en Estados Unidos los gobiernos locales aplican velocidades diferentes y en Austria y Grecia plantean una salida lenta del desconfinamiento, lo que deja patente la asimetría entre las políticas de ingreso a la nueva normalidad.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

La desescalada en otros países: por territorios y con distintos criterios para el pequeño comercio