Los pediatras aclaran que «por el momento» no hay evidencia de que los casos de shocks en niños estén relacionados con el covid-19

La Asociación Española de Pediatría lo aclara tras la filtración de un comunicado interno en el que alertan de que ha aparecido un cuadro inusual de dolor abdominal, síndromas gastrointestinales, taquicardia e hipotensión que se ha observado en menores con PCR positiva y negativa

Varios niños juegan en una calle de Palma de Mallorca
Varios niños juegan en una calle de Palma de Mallorca

REDACCIÓN / LA VOZ

La Asociación Española de Pediatría aclara que no hay evidencia de que los shocks pediátricos estén relacionados con el coronavirus tras la filtración de una nota interna en la que alertaba a los especialistas sobre la aparición en las últimas dos semanas de un número de pacientes pediátricos, caracterizados por un cuadro inusual de dolor abdominal, acompañado de síntomas gastrointestinales (diarrea y/o vómitos), con aceptable estado general pero que pueden evolucionar en pocas horas hacia un shock, con taquicardia e hipotensión, incluso en ausencia de fiebre.

La mayoría de los casos se han detectado en niños en edad escolar o adolescentes. Además, suelen acompañarse de fiebre, eritrodermia e inyección conjuntival solapándose con dos posibles entidades como la enfermedad de Kawasaki y un síndrome shock tóxico.

Resulta prioritario reconocer estos cuadros para derivar urgentemente a estos pacientes a un centro hospitalario. El dolor abdominal y los síntomas gastrointestinales se han asociado a inflamación cardíaca (miocarditis) y se ha observado en algunos niños con PCR positiva para SARS-CoV2 y también con PCR negativa. En algunos de estos pacientes con PCR negativa se ha detectado serología positiva de SARS-CoV2.

Aunque se desconoce si se trata de solo de una asociación temporal, estos casos se han descrito en Italia, Reino Unido, Francia y Bélgica al menos, por lo que los pediatras de estos países están siendo advertidos. Ante la aparición de algunos de estos síntomas se recomienda tener un alto índice de sospecha, monitorizar la frecuencia cardíaca y la tensión arterial y valorar la derivación urgente a un hospital próximo.

Muy infrecuente en España

No obstante, la Asociación Española de Pediatría subraya que «por el momento no se ha establecido» si los casos de shock pediátrico en niños que se están observando en algunos países «son una coincidencia en el tiempo con la pandemia del covid-19 o tiene algún tipo de relación causal».

«El PDF que han recibido y que está circulando por redes sociales y grupos de WhatsApp, hace referencia a una comunicación interna, remitida desde la Asociación Española de Pediatría a sus socios, (cerca de 14.000 pediatras ) a titulo informativo», indica la entidad en las redes sociales, a lo que añade que «nos gustaría indicarle que el cuadro clínico que se describe en esta comunicación profesional es muy raro y se han dado muy pocos casos en España debido, en gran medida, a que el modelo pediátrico español permite actuar ante los primeros síntomas. Tal y como se ha puesto de manifiesto en la práctica clínica, en la gran mayoría de las ocasiones el covid-19 cursa de forma leve en niños».

Ante la aparición de algunos de estos síntomas, la AEP recomienda a los pediatras tener «un alto índice de sospecha, monitorizar la frecuencia cardíaca y la tensión arterial y valorar la derivación urgente a un hospital próximo». Los pediatras añaden que gracias al modelo español de atención primaria, en el cual los pediatras son el primer escalón en la atención sanitaria de los niños, «es posible un diagnóstico de sospecha temprano ante patologías que requieren una intervención inmediata».

«Es importante llamar a la calma a las familias, ya que dicho cuadro clínico conocido como shock pediátrico es muy raro y el modelo pediátrico español permite actuar ante los primeros síntomas. Es un cuadro conocido y que puede ser desencadenado por diversos agentes infecciosos y tiene un tratamiento bien establecido», argumentan en su comunicado oficial tras la filtración de la nota interna. Así, puntualizan además que tal y como se ha puesto de manifiesto en la práctica clínica, «en la gran mayoría de las ocasiones el covid-19 cursa de forma leve en niños». En cualquier caso, recuerdan a los padres la relevancia de que estén atentos a los síntomas de alarma de los niños, tanto por covid-19 como por otras patologías que siguen siendo motivo de acudir a las urgencias pediátricas. «La asociación de fiebre elevada y manchas en la piel es un motivo habitual de consulta», concluyen.

Los casos de shock en niños que están coincidiendo temporalmente con la epidemia de covid-19 «son muy infrecuentes», indica la AEP, que añade que el cuadro clínico que se caracteriza por fiebre y vómitos inicialmente, puede debutar solo con dolor abdominal, exantema en la piel, los ojos enrojecidos y mal estado general. «No sabemos aún la causa, pero puede estar desencadenado por infecciones bacterianas y tiene un tratamiento bien establecido independientemente del tipo de agente infeccioso que la cause», apuntan.

Sobre la filtración de la nota interna dirigida a los especialistas pediátricos, señalan que «este tipo de comunicaciones profesionales, dirigidas exclusivamente a los sanitarios, constituyen un procedimiento habitual en el marco de las enfermedades infecciosas, y es la manera de informar ágilmente a todos los pediatras, incluyendo tanto a los que están en la primera línea en la atención sanitaria a los niños, pediatras de cabecera, como a pediatras de las urgencias hospitalarias. Este conocimiento hace posible un diagnóstico de sospecha temprano ante patologías que requieren una intervención inmediata».

Simón dice que «no hay suficiente información» de que estén relacionados con el covid-19

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, ha avisado de que «no hay suficiente información» de que los casos de shock pediátricos en niños, que se están observando en algunos países, se relacionen con el nuevo coronavirus, cuya enfermedad se conoce como covid-19.

;
La Asociación Española de Pediatría alerta de una veintena de casos de niños que han dado positivo en COVID-19 con shock pediátrico Los primeros síntomas son dolor abdominal, vómitos y diarrea, que pueden ir acompañados de fiebre, ojos enrojecidos y manchas en la piel.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Los pediatras aclaran que «por el momento» no hay evidencia de que los casos de shocks en niños estén relacionados con el covid-19