Madrid, un millón de pobres «moderados»

Francisco Balado Fontenla
Fran Balado MADRID / LA VOZ

ACTUALIDAD

Marta Fernández Jara | Europa Press

La crisis económica provoca que se dispare el número de madrileños que necesitan ayuda para alimentarse

16 may 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

Un bocadillo, un plátano, un yogur y una bebida. Es lo que se esconde en el interior de la bolsa que la Hermandad del Refugio y Piedad de Madrid ha repartido este jueves a las más de 300 personas que han guardado cola a las puertas del número 16 de la Corredera Baja de San Pablo, en pleno barrio de Malasaña, en Madrid. Una de sus voluntarias atiende a La Voz de Galicia mientras supervisa todo para que nada falle durante la entrega. «Estamos desbordados». En las circunstancias en las que se encuentra la gente que acude a este centro, la ausencia de un yogur dentro de la bolsa puede convertirse en un verdadero drama.

En noches como la de este jueves, con una primavera que no acaba de llegar y en la que ha llovido durante buena parte de la jornada, la gran mayoría opta por dar cuenta de la cena dentro del comedor.

La escena se repite en cientos de puntos a lo largo de la Comunidad de Madrid. No muy lejos, en la calle Hortaleza, está la Iglesia de San Antón, uno de los puntos de beneficencia más populares de la capital, en buena parte por la gran presencia mediática de su responsable, el padre Ángel. Ayer mismo repartieron bolsas con un cocido solidario donado por la compañía de alimentación Shukran Group.