Ofensiva republicana en el Senado contra Joe Biden

Abren una investigación sobre los negocios del hijo del exvicepresidente en Ucrania, en momentos en que un instituto británico predice que Trump sufrirá una «derrota histórica» en noviembre

Trump, a su salida de la Casa Blanca con destino a Míchigan
Trump, a su salida de la Casa Blanca con destino a Míchigan

Redacción / La Voz

Donald Trump no las tiene todas consigo en su cita para la reelección del 3 de noviembre. Joe Biden parece tener opciones, aunque más que por sus propios méritos, por el escenario abierto tras el covid-19. El presidente intenta revertir la situación resucitando temas del pasado y retorcerlos para recuperar el fervor de los electores y desviar las críticas ante su gestión de la pandemia. Hace unos días fue su inquina por investigar a Barack Obama bajo la acusación de que el entonces presidente y el FBI abrieron la investigación sobre la injerencia de Rusia en su campaña para perjudicar sus opciones de llegar a la Casa Blanca, teoría que bautizó como Obamagate.

Ahora apunta sus dardos sobre Biden. Los republicanos abrieron a última hora del miércoles en el Senado una investigación sobre los negocios del hijo de candidato demócrata en Ucrania. Insisten en el argumento de que el vicepresidente de Obama intentó eliminar al fiscal ucraniano, Víktor Shokin, para proteger a su hijo, Hunter. Las presiones de Trump al presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, para que abriera una investigación sobre lo ocurrido con el vástago de Biden fue lo que originó su fallido impeachment.

Investigación en Kiev

Ese mismo miércoles, la Fiscalía ucraniana abrió diligencias por alta traición y abuso de poder contra el expresidente Petró Poroshenko por una supuesta llamada entre el acusado y Biden hace cinco años. El audio de la conversación, presentado por el diputado Andréi Derkach, conocido de Rudy Giuliani (el abogado personal de Trump) y cuya autenticidad no está verificada, mostraría cómo el entonces vicepresidente de EE.UU. abordó con Poroshenko el despido del fiscal general para frenar la investigación sobre la compañía gasística Burisma, en cuya junta directiva estuvo Hunter Biden, a cambio de un préstamo de mil millones de dólares.

Míchigan y Nevada

Al mismo tiempo, Trump dio un nuevo paso en su campaña contra el voto por correo en Nevada y Míchigan al amenazar con «retener» fondos federales de estos dos estados clave en las presidenciales de noviembre, bajo la falsa acusación de que planean un fraude electoral.

«Nevada 'piensa' que puede enviar papeletas ilegales de voto por correo, creando un escenario enorme de fraude electoral para el estado y Estados Unidos. ¡No pueden! Si lo hacen, yo 'pienso' que puedo retener los fondos al estado», tuiteó Trump. También dirigió esa amenaza a Míchigan: «¡Pediré que se retengan los fondos a Míchigan si quieren ir por este camino de fraude electoral!», añadió.

Encuestas desfavorables

Varias encuestas de medios estadounidenses dan una ventaja de entre cinco y tres puntos a Joe Biden en la intención de voto. Un sondeo realizado por YouGov para The Economist, arroja que un 47 % de los estadounidenses consultados optan por el candidato demócrata y un 42 % por el republicano. El de la cadena CNBC acorta la diferencia entre los dos aspirantes: 48 % para Biden y 45 % para Trump. 

Mucho más contundente, un modelo predictivo desarrollado por Oxford Economics pronostica que Trump sufrirá una «derrota histórica» por su nefasta gestión de la pandemia. Este think-tank británico parte de un escenario de recesión en Estados Unidos en el que el aumento del desempleo y la inflación evitará la reelección del mandatario republicano, quien obtendría apenas el 35 % de los votos, frente al 55 % pronosticado por Oxford Economics antes de la crisis del coronavirus, informa Efe.

Comentarios

Ofensiva republicana en el Senado contra Joe Biden