Tensión y ataques de ansiedad de los concursantes de «Supervivientes» al aterrizar en España

La Voz

ACTUALIDAD

Un gran despliegue policial esperaba en el aeropuerto de Madrid a los cinco participantes del programa, que regresaron desde Honduras en un avión de lujo

26 may 2020 . Actualizado a las 17:44 h.

Después de tres meses en Honduras, los concursantes de Supervivientes han llegado este martes al aeropuerto de Madrid en medio de muchos nervios para afrontar la recta final del programa ya desde España, donde se disputará el ganador de una de las ediciones más extremas del reality show de Telecinco.

Rocío Flores, Ana María Aldón, Hugo Sierra, Albert Barranco y Elena Rodríguez han llegado al aeropuerto de Barajas portando sus maletas y con mascarillas como medida obligatoria contra la propagación del covid-19, como informa Europa Press. Una situación que ha sido prácticamente ajena a los concursantes del programa, que pasaron la peor oleada de la pandemia confinados en una isla de Honduras y ahora empiezan a ser conscientes al pisar suelo español.

En las orejas todos ellos llevaban cascos para impedir que escuchasen las preguntas de los reporteros que les han dado la bienvenida a su llegada, así como gafas de sol para intentar camuflar su rostro después de tantas horas de vuelo.

La llegada de los concursantes ha estado marcada por un enorme dispositivo de seguridad, protegiendo a los concursantes del revuelo que ha causado su llegada y vigilando que se mantuviesen los dos metros de la distancia social establecida y se les permitiera el paso. La tensión de la situación provocó que Rocío Flores se pusiera muy nerviosa y Ana María Aldón terminara con un ataque de ansiedad. En todo momento han estado acompañados por el equipo de Supervivientes que también aterrizó este mismo martes en nuestro país.

Tampoco Lara Álvarez pudo ocultar sus nervios ante la situación y finalmente se ha ocultó en un coche de la productora al borde de un ataque de ansiedad.

Regreso adelantado

En la noche del pasado jueves, Jorge Javier Vázquez les comunicó a los concursantes su vuelta al país. «Regresáis a España en un avión de ensueño, un 787 DreamLiner. Solo para vosotros y para todo el equipo», les dijo.

La actual edición del reality de supervivencia ha sido extraña de principio a fin. Primero se adelantó en más de un mes su comienzo, después de que el boicot a Gran Hermano por la presunta violación de Carlota Prado obligase a Mediaset a cancelar la edición de GH Dúo que estaba previsto que comenzase a principios de año. Desde España negociaron con Mediaset Italia, con la que comparte el espacio de la isla en la que se graba el programa y los concursantes españoles se lanzaron del helicóptero cuando deberían hacerlo los italianos. Y cando apenas habían transcurrido unas semanas de reality apareció el coronavirus. La dirección del programa se vio obligada a tomar medidas en España e informar a los concursantes que seguían en la isla. Los que volvían tampoco lo hacían de manera normal y hubo que tirar de videoconferencias y eliminar los calurosos recibimientos que se les hacía al llegar a España.

Supervivientes ha adelantado en una semana la vuelta de los concursantes y de todo el equipo, cuya cara más visible es Lara Álvarez, que se despidió en la gala del jueves muy emocionada. «Volvemos a casa. Ha llegado el momento de luchar con ellos», decía con lágrimas en los ojos.