El relevo en el Eurogrupo eclipsa la disputa del fondo de recuperación

c. p. REDACCIÓN / LA VOZ

ACTUALIDAD

Pool Philip ReynaersBELGA

La cita permitirá a Sánchez tantear los apoyos para su potencial candidata, Nadia Calviño

19 jun 2020 . Actualizado a las 08:51 h.

Los líderes europeos se batirán hoy en el primer asalto por articular el esperado fondo de recuperación, un programa al que Bruselas quiere dotar de 750.000 millones de euros para reactivar y sostener a las economías europeas en la tortuosa transición hacia la recuperación. De su volumen y de la agilidad con la que se logre el acuerdo dependerá la salida más o menos rápida de España de la crisis.

Como viene siendo habitual en las citas europeas, las discusiones están empantanadas en el rechazo rotundo de los países ortodoxos a conceder cuatiosas subvenciones emitiendo deuda europea y a ampliar la dotación de los presupuestos europeos para los próximos siete años. Su posición quedó clara en la misiva que hicieron pública el pasado martes. Los líderes de Dinamarca, Suecia, Austria y los Países Bajos trataron de maquillar su actitud combativa con palabras más elegantes de las que utilizaron las autoridades holandesas en los últimos meses, pero no cejaron en el mensaje: menos dinero, en forma de préstamos, con un calendario de devolución, vinculados a reformas y bajo estrecha vigilancia. A cambio, además, de revisar las prioridades de gasto de los presupuestos europeos, un eufemismo que esconde el deseo de recortar en PAC y cohesión.

Francia, España e Italia, flanqueados por Alemania, insisten en sacar adelante un plan dotado, como mínimo, de 500.000 millones de euros. Aún sin saber a cuánto ascenderá la cifra, el Gobierno de Sánchez ya ha hecho sus cálculos. En el borrador del plan de inversiones y reformas que enviará a Bruselas para optar a los fondos prevé un gasto de 140.000 millones de euros hasta el 2022.