Un envenenamiento que desató una crisis diplomática

Movistar+ estrenará en otoño «Muerte en Salibury», serie de la BBC que recrea el caso Skripal, el exespía ruso intoxicado con un agente nervioso en el Reino Unido


redacción / la voz

La muerte del exespía ruso Serguéi Skripal y su hija Julia no fue una muerte convencional. Ambos fueron envenenados hace dos años en Salisbury (sur de Inglaterra) con la neurotoxina Novichok, lo que desencadenó una profunda crisis diplomática entre Londres y Rusia y una compleja investigación llena de incógnitas. Los Skripal permanecieron varias semanas hospitalizados tras enfermar después de entrar en contacto con este agente nervioso, que, según afirmó el Gobierno británico, era de fabricación militar rusa y una de las sustancias más letales desarrolladas entre los años 1970 y 1980.

Movistar+ tiene previsto estrenar el próximo otoño Muerte en Salisbury, una miniserie de la BBC que recrea este caso real de una cadena de envenenamientos ocurridos en el condado de Wiltshire en el 2018 y que tenían como objetivo principal al exespía ruso.

No obstante, cientos de rastros de ese veneno fueron encontrados por toda la ciudad, sumiendo a la población en una situación de alerta e incertidumbre.

Protagonizada por Rafe Spall (La guerra de los mundos, La vida de Pi), MyAnna Buring (The Witcher) y Anne-Marie Duff (La materia oscura, Sex Education), esta miniserie británica narra los hechos basándose en los testimonios de las víctimas afectadas. Según la sinopsis oficial, «cuenta la historia de cómo la gente común y los servicios públicos reaccionaron ante una crisis en su ámbito cercano, mostrando un heroísmo extraordinario cuando su ciudad se convirtió en el foco de una emergencia nacional sin precedentes».

Comentarios

Un envenenamiento que desató una crisis diplomática