España se encomienda a Calviño para tomar las riendas del Eurogrupo

Cristina Porteiro
c. porteiro REDACCIÓN / LA VOZ

ACTUALIDAD

La ministra de Economía en funciones, Nadia Calviño
La ministra de Economía en funciones, Nadia Calviño OLIVIER HOSLET | efe

Necesita el apoyo de nueve países para vencer al rival irlandés y al luxemburgués

26 jun 2020 . Actualizado a las 08:58 h.

España vuelve a apuntar alto, a la cima de los cargos europeos, a la pieza clave para dirigir las negociaciones económicas en los próximos dos años y medio: la presidencia del Eurogrupo.

La salida del portugués Mario Centeno dejó una vancante largamente ansiada por el Gobierno español. Lo intentó el exministro de Economía Luis de Guindos en el 2015, sin éxito. El próximo 9 de julio será el turno de la vicepresidenta Nadia Calviño, la gran baza de Sánchez para conquistar el cargo: «Sería un honor para el Gobierno de España, y para mí como presidente, que Nadia Calviño asumiera la presidencia del Eurogrupo, un órgano clave para la cooperación y reconstrucción de una Europa más fuerte y unida», aplaudió ayer tras anunciar su candidatura.

El movimiento, impulsado desde la Moncloa, tiene como objetivo tomar las riendas del organismo para garantizar que no se diluye la ambición del fondo de recuperación europeo, el mismo que algunas cancillerías del norte quieren cercenar. La posición interesada de España -sería una de las grandes beneficiadas de las ayudas para amortiguar el enorme impacto económico de la pandemia- resta puntos a Calviño, quien aseguró ayer que se postula «con la voluntad de seguir trabajando por una zona euro fuerte y próspera en beneficio de todos los ciudadanos europeos».