El Gobierno y el PP tampoco se ponen de acuerdo para el tratado internacional con el Reino Unido sobre Gibraltar

ACTUALIDAD

La ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, en una imagen de archivo
La ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, en una imagen de archivo Luca Piergiovanni | EFE

El acuerdo, pendiente de ratificación por los Parlamentos de Londres y Madrid, es un primer paso para la lucha contra la elusión fiscal

13 jul 2020 . Actualizado a las 08:53 h.

Madrid y Londres firmaron en marzo del 2019 un tratado internacional para luchar contra la elusión fiscal en Gibraltar, pendiente de ratificación por los respectivos Parlamentos. Es el primero entre ambos países desde el de Utrecht en 1713, que certificó la cesión de una parte de Gibraltar al Reino Unido. 

¿Cuáles son los objetivos del tratado?

«Eliminar el fraude fiscal y los efectos perjudiciales derivados de las características del régimen fiscal gibraltareño; establecer unas reglas claras para resolver con mayor facilidad los conflictos de residencia fiscal de las personas físicas; y evitar la utilización de sociedades sujetas al régimen fiscal de Gibraltar por residentes fiscales en España o para la realización de actividades económicas en España», explica la catedrática de Derecho Internacional Público Paz Andrés. «Impulsa la adaptación de Gibraltar a los estándares internacionales en materia de transparencia y establece reglas de resolución de conflictos de residencia fiscal para las personas físicas», continúa. «También establece la residencia fiscal en España de las sociedades y otro tipo de entidades gibraltareñas; y se ocupa de la cooperación entre las administraciones tributarias», añade. «Todos ellos son temas relevantes para los intereses financieros de España», concluye. 

¿Supone un avance?

Para Andrés, «merece una valoración positiva». Aunque «ciertamente, quedan muchas cuestiones pendientes y, sobre todo, la controversia sobre la soberanía y los contenciosos relativos al istmo y las aguas». Pero «este acuerdo específico no tiene por qué hacerlas olvidar; lo general puede ser compatible con lo particular», señala.