Madrid, Canarias, Valencia y Ceuta no imponen, por ahora, el uso obligatorio de las mascarillas

Los más de 150 brotes activos del covid-19 que azotan en estos momentos buena parte de España han hecho que la gran mayoría de comunidades cambien de estrategia


La Voz

Las regiones de Madrid, Canarias, Valencia y la ciudad autónomas de Ceuta no han impuesto, por ahora, el uso obligatorio de las mascarillas, aunque las recomiendan. Los más de 150 brotes activos que azotan en estos momentos buena parte de España han hecho que la gran mayoría de comunidades obliguen su uso para evitar la propagación del covid-19.

Andalucía obliga las mascarillas desde el pasado miércoles e impone su uso en playas y piscinas, excepto durante el baño. Aragón, Asturias y La Rioja las imponen desde el pasado martes y Baleares y Murcia desde el lunes. Cantabria y Castilla-La Mancha aprobarán su obligatoriedad la próxima semana, mientras que Castilla y León se suma desde hoy sábado al uso obligatorio de mascarillas en vías públicas urbanas y en ámbitos cerrados. Melilla ha sido la última en sumarse y ha establecido la obligatoriedad de utilizar mascarillas a partir del próximo lunes.

Cataluña fue la primera región española que impuso su uso en todo momento bajo multas de 100 euros, medida que se activó el 9 de julio. En Extremadura es obligatoria desde hace una semana. Por su parte, Navarra aprobó ayer viernes el uso obligatorio aunque se cumpla la distancia de seguridad, una medida que adoptó el País Vasco el día anterior. Hasta ahora, solo la localidad de Ordicia, debido a un brote, la había impuesto. Un total de 14 comunidades autónomas han regulado el uso de cubrebocas para que sea obligatoria incluso en espacios abiertos cuando se asegure el cumplimiento de las distancias de seguridad. Es decir, ya no son sustitutivas de la distancia física, sino complementarias.

Excepciones en su uso

Pese a que estas comunidades establecen obligatorio su uso durante prácticamente todo el tiempo que se esté en espacios abiertos al público, se marca como excepción a los menores de 6 años y a las personas que presenten algún tipo de enfermedad o dificultad respiratoria que desaconseje su uso. También se libran aquellas personas que por su situación de discapacidad o de dependencia no dispongan de autonomía para manejar la mascarilla, o bien presenten alteraciones de conducta que hagan inviable su utilización cada vez que salgan a la calle.

La Comunidad de Madrid publicó ayer en la cuenta oficial de Twitter del departamento de Sanidad Pública un vídeo en el que, con la leyenda «Cuidemos a los mayores; Cuidémonos todos», recomienda a los jóvenes llevar siempre mascarilla, informa Efe. La Generalitat Valenciana no contempla, de momento, imponerlas, aunque no descarta esta posibilidad «según evolucione la pandemia» del covid-19, por lo que apela a la «responsabilidad individual».

La mascarilla será obligatoria en los locales de hostelería y solo podrá retirarse en el momento de la consumición

M. Pérez

La nueva normativa de la Xunta, que acaba de entrar en vigor, hace obligatorio el uso de esta protección. Entre las novedades: habrá que usar mascarilla para pasear por la playa y se prohíben los botellones

La Xunta publicó ayer la normativa completa en el DOG que extiende el uso de la mascarilla con carácter obligatorio en todos los espacios al aire libre o cerrados aunque se pueda mantener la distancia de seguridad de metro y medio. Como ya adelantó el sábado la Xunta, esta norma la hará obligatoria para pasear por la playa, pero no habrá que usarla en las zonas de baño y cuando se esté tomando el sol en la toalla. La orden, que entra en vigor este sábado a medianoche, prohíbe también el botellón, algo que ya estaba contemplado en la normativa de varias ciudades, pero que ahora se extiende a toda Galicia. 

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Madrid, Canarias, Valencia y Ceuta no imponen, por ahora, el uso obligatorio de las mascarillas