Ten 150 minutos semanales de sexo y estarás en forma

ACTUALIDAD

fizkes

Esto no es un «clickbait». Pero tampoco te lo tomes como algo milagroso. Lo mejor es practicar algún tipo de deporte. Pero, si no puedes o no te apetece, hay otras formas muy placenteras de mantener una condición física saludable

07 ene 2021 . Actualizado a las 10:54 h.

Estás camino de los cuarenta. Tus dos deportes de cabecera siempre han sido el sillonball y el levantamiento de barra. Y tus prioridades laborales y domésticas, junto con el cansancio, se traducen en falta de tiempo. Pero como tus padres te hicieron con tanto mimo y conciencia, has desarrollado una genética envidiable, por lo que tu cuerpo no se resiente en los primeros años y seguramente ignoras que en realidad se va produciendo un daño «soterrado» desde la infancia. Por eso, nunca te preocupó eso de estar en forma. Sin embargo, un día te levantas y te da miedo lo que puede haber después de los 39. Crees que debes activarte. Y estás en lo cierto. Porque, además de que es bueno que lo hagas, estás a tiempo.

Así que, con la ayuda de Manuel Giráldez y Eliseo Iglesias (profesores de la Facultad de Ciencias del Deporte y la Educación Física de la UDC), no vamos a intentar animarte para que des el paso. Vamos a conseguir que lo des. Es más sencillo de lo que piensas. Incluso, divertido. Ahí va un pequeño adelanto: practicar sexo dos horas y media a la semana no solo te va a servir para pasarlo bien, sino que te computa como el mismo tiempo de ejercicio moderado. Y ahora es cuando vas y dices que moderado, moderado... Que cuando tú estás en faena tiemblan los cimientos del edificio. Pero bueno, los expertos lo consideran moderado y yo ahí solo puedo hacer constar en acta tu protesta alegando que lo das todo y más. Un aplauso.

Pero no nos descentremos y vamos al tema. Nunca mejor dicho. Tener una buena condición física es vital. Nuestros expertos lo sostienen en una revisión hecha en un documento publicado junto a Eduardo Carballeira sobre el covid-19Exercicios nos tempos do covid»). Aquellos enfermos que al pillar el bicho gozan de una buena forma por haber practicado ejercicio con regularidad, o simplemente por ser físicamente activos, pueden tener una mejor recuperación, más corta y más eficaz que personas sedentarias. Algo que puede parecer lógico, pero que estos profesores universitarios documentan.