La oposición de Venezuela desoye la llamada de la Iglesia a concurrir a las elecciones

«Vacilar es perdernos», responde Juan Guaidó al comunicado del Conferencia Episcopal, que ha provocado un terremoto político

Guaido, durante un encuentro conla prensa el pasado junio
Guaido, durante un encuentro conla prensa el pasado junio

caracas / corresponsal

Juan Guaidó salió este jueves al paso del duro comunicado de la Conferencia Episcopal Venezolana llamando a la dirigencia opositora a participar en los cuestionados comicios parlamentarios de diciembre en Venezuela. «Vamos a luchar por un desenlace y una transición. Eso pasa por tener claras las condiciones mínimas de un proceso electoral. Esa es nuestra lucha: poner fin a la usurpación, instaurar la transición con un gobierno de emergencia y tener elecciones libres», señaló el presidente interino.

Guaidó cerró su escueto comunicado con una frase de Simón Bolívar: «Vacilar es perdernos». Y con un resumen de las condiciones electorales que exige la oposición: consejo electoral imparcial, participación de todos los partidos, cronograma de «elecciones presidenciales y parlamentarias libres, justas y verificables» y observadores internacionales en todo el proceso.

El comunicado de la Iglesia ha causado una tormenta política. Muy alejado de declaraciones anteriores, con un incondicional respaldo a la oposición, en esta ocasión, la Conferencia Episcopal critica el boicot electoral. Los líderes opositores «deben asumir la responsabilidad de buscar salidas y generar propuestas. No participar en las elecciones parlamentarias lleva a la inmovilización, al abandono de la acción política y a renunciar a mostrar las propias fuerzas», agrega un documento que ha sentado muy mal a la dirigencia opositora. 

Dirigido desde el Vaticano

Uno de los líderes afirmó a La Voz que estiman que el comunicado está dirigido desde el Vaticano, y forma parte del esfuerzo que se realiza desde Europa para intentar reactivar el diálogo político en Venezuela. El comunicado se publicó el lunes, el mismo día en que la UE rechazó participar como «acompañante» en el proceso electoral de diciembre y llamó nuevamente a Maduro a ofrecer condiciones e incluso lo instó a aplazar el proceso. Hace tres semanas, una misión noruega, a instancias de la UE y del Grupo de Contacto que lidera Josep Borrell, estuvo en Venezuela y se reunió con parte del régimen de Maduro y algunos representantes opositores.

Comentarios

La oposición de Venezuela desoye la llamada de la Iglesia a concurrir a las elecciones