Cerca de 1.400 personas han desembarcado en Lampedusa en los últimos días

La isla italiana solamente cuenta con un centro de acogida, con capacidad para un centenar de migrantes

Migrantes embarcando a principios de mes en el ferry Sansovino, para ser trasladados desde el centro de acogida de Lampedusa a Porto Empedocle (Agrigento), en Sicilia
Migrantes embarcando a principios de mes en el ferry Sansovino, para ser trasladados desde el centro de acogida de Lampedusa a Porto Empedocle (Agrigento), en Sicilia

Redacción / Agencias

Con los desembarcos de las últimas horas son cerca de 1.400 migrantes los que se encuentran en la isla italiana de Lampedusa, que cuenta con tan solo un centro de acogida con capacidad para un centenar de personas.

En las últimas horas de este viernes llegaron a la pequeña isla a pocas millas de las costas del norte de África un total de 276 migrantes que se sumaron a los 250 que llegaron este jueves en seis barcazas.

Los botes fueron, en su mayor parte, rescatados por las lanchas de la Capitanía del Puerto y la policía Financiera, pero otra barcaza con 10 personas llegó de manera autónoma al muelle y 72 fueron localizados por los Carabineros después de desembarca en una de las playas.

La situación en Lampedusa, considerada la puerta de Europa para los muchos que escapan de la pobreza, las guerras y la carestía, es difícil ya que solo cuenta con un centro de acogida y con la Casa de la Fraternidad, el recinto parroquial gestionado por el párroco Carmelo La Magra.

En los días pasados, centenares de migrantes llegados a la isla han sido trasladados a otras localidades de Sicilia, mientras que los dos barcos de pasajeros que fueron puestos a disposición del Gobierno para que pasasen la cuarentena debido a la pandemia están llenos, con cerca un millar de personas cada uno.

El alcalde de Trapani, en Sicilia, Giacomo Tranchida, prohibió la llegada este jueves de 250 migrantes que habían sido trasladados desde Lampedusa al considerar que la solución al problema migratorio no era llevarlos desde la isla a su localidad.

En los desembarcos nocturnos llegaron 6 tunecinos y otros procedentes de Libia y de países subsaharianos. Precisamente, frente a las costas de Libia se produjo el mayor naufragio en lo que va de año en el Mediterráneo, en el que murieron 45 personas, de las cuales cinco eran niños. La Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y la agencia de la ONU para los refugiados (ACNUR) pidieron urgentemente una revisión del enfoque de los países en sus esfuerzos de rescate y denunciaron la respuesta de las autoridades marítimas, que no socorrieron a los migrantes.

Según las cifras oficiales, en lo que va del 2020 las llegadas de inmigrantes por mar ascienden a 15.000, casi cuatro veces más que el año pasado. De ellos, los tunecinos son la nacionalidad más representada, con 6.500 desembarcados.

Asimismo, un estudio de la OIM cifra en cerca de 1.500 los migrantes que han perdido la vida en lo que va de año en diferentes rutas migratorias de todo el mundo, siendo la mediterránea la más letal. En esta zona han fallecido, mayoritariamente por ahogamientos, cerca de 500 personas.

Comentarios

Cerca de 1.400 personas han desembarcado en Lampedusa en los últimos días