«Charlie Hebdo» publica la portada de Mahoma por la que atacaron los yihadistas

La Voz REDACCIÓN / AGENCIAS

ACTUALIDAD

Fragmento de la portada que se publica este miércoles
Fragmento de la portada que se publica este miércoles

Este miércoles comienza el juicio por los atentados contra la redacción que acabaron con la vida de 12 personas

01 sep 2020 . Actualizado a las 23:12 h.

El semanario satírico Charlie Hebdo volverá a publicar este miércoles las caricaturas de Mahoma por las que en el 2006 se convirtió en el blanco de yihadistas, que finalmente atacaron la redacción en el 2015 y acabaron con la vida de 12 personas, coincidiendo con el inicio del juicio este miércoles.

Las ilustraciones aparecerán mañana, miércoles, en el número de esta semana y están disponibles en la web a partir de este martes a las 12.00 hora local.

«Nunca nos doblegaremos. Nunca renunciaremos», escribió Riss (seudónimo de Laurent Sourisseau), que sobrevivió al ataque con graves heridas y hoy dirige el semanario, en el editorial.

Se trata de una serie de doce dibujos que fueron retomados en el 2006 por Charlie Hebdo tras su publicación en septiembre del 2005 en el diario danés Jyllands-Posten. En ellos aparece una caricatura del profeta llorando de rodillas y con el mensaje «Es duro ser amado por idiotas». Una ilustración de Cabu, asesinado en el atentado del 7 de enero del 2015.

«Todo para esto», lleva en portada este número especial de los juicios, con un montaje que incluye todas los dibujos de aquella polémica edición.

La redacción explica en su interior que desde el 2015 les han pedido a menudo que incluyan nuevas caricaturas de Mahoma y siempre se han negado.

«No porque esté prohibido, la ley nos autoriza, sino porque hacía falta una buena razón para hacerlo, una razón que tenga un sentido y que aporte algo al debate», señala la redacción en un artículo dentro de número, que llega este miércoles a los kioscos.

Comienza el proceso

La razón de peso, cinco años después, ha sido el inicio del proceso contra los supuestos cómplices de los terroristas que cometieron los ataques en el 2015 contra la revista satírica, pero también contra el supermercado judío Hyper Cacher de París y una policía municipal al sur de la capital.