Pedro Sánchez no contempla confinar España y dice que irá a ver a Ayuso para ayudar

El presidente del Gobierno se desmarca del vicepresidente Iglesias e insiste en negociar los Presupuestos sin vetos cruzados y contando con Ciudadanos. Admite que a situación es tan inédita que se deberían buscar «acuerdos históricos»


Redacción

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, volvió esta noche a pedir que en la aprobación de los próximos Presupuestos Generales del Estado no haya vetos cruzados, desmarcándose de esta manera de la posición de su vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, quien ha manifestado su oposición a que en los mismos participe Ciudadanos y que sean negociados únicamente con los partidos que apoyaron la investidura.

En una entrevista en La Sexta, el jefe del Ejecutivo argumentó que la situación actual es tan inédita que se deberían buscar «acuerdos inéditos e históricos». A continuación reclamó excluir los vetos cruzados, aunque aclarando que los Presupuestos serán progresistas.

Se ha preguntado que por qué aprobar solo las cuentas públicas con solo 176 escaños, destacando que se ha excluido Vox y parece que el PP, pero el resto, lo que implica a Ciudadanos, los puede apoyar. Además, a su juicio eso es lo que quieren los ciudadanos, que demandan unidad. Preguntado si finalmente habrá Presupuestos, respondió que tiene que haberlos porque los vigentes se hicieron hace ya tres años.

Sánchez elogió la lealtad que está demostrando Unidas Podemos en el Ejecutivo de coalición y afirmó que para ser la primera experiencia de gobierno de la formación de Pablo Iglesias, «está cumpliendo con creces».

Aseguró que el Gobierno de coalición está funcionando bien e instó la discreción al ser preguntado por las palabras de Iglesias en las que desveló que tuvieron una discusión fuerte sobre la salida del rey Juan Carlos de España y que recibió las disculpas del jefe del Ejecutivo, informa Efe. No entró por tanto en confirmar si así fue y recordó la posición que mantuvo ante la situación del anterior jefe del Estado al mostrar su preocupación por ello y elogiar a Felipe VI por defender la ejemplaridad.

El hecho de que Iglesias abogue por la república dijo Sánchez que forma parte de la tradición de Unidas Podemos y recordó que el PSOE también defendió la república ante la redacción de la Constitución de 1978 y su posición fue derrotada. Desde ese momento, dijo que los socialistas asumieron todo el pacto constitucional, que incluye a la monarquía parlamentaria como forma de Estado. «La Constitución no se trocea. No se es constitucionalista a jornada parcial», añadió. Respecto a la posibilidad de que el rey Juan Carlos pueda regresar a España aseguró que no tiene información al respecto.

Rechaza otro confinamiento

Sánchez, aseguró que no contempla un nuevo confinamiento de toda España ante la pandemia de coronavirus y garantizó que mañana lunes se reunirá con la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, solo para ayudar, no para juzgar ni tutelar. Sánchez se refirió a la situación de la pandemia en España haciendo hincapié en que la situación no tiene nada que ver con la vivida durante varios meses, y en que ahora se están detectando mucho más casos de contagio., informa Efe. «El sistema está mucho más preparado, pero los datos invitan a la preocupación y hay que reforzar la colaboración del Gobierno central con las comunidades», subrayó antes de recalcar que ambas administraciones están dando un ejemplo de coordinación.

Aunque asumió que no se puede cerrar ninguna puerta, aseguró que no contempla un nuevo confinamiento del país porque existen las herramientas para doblegar la curva, algo que está convencido de que solo se logrará con la unidad entre el Gobierno y las comunidades.

«Desterrar la lucha partidista»

Eso es lo que ha dicho que transmitirá a Ayuso en la reunión que mantendrá con ella el lunes. Sánchez, que ha confiado en que las medidas que va a poner en marcha el Gobierno de Madrid a partir del lunes sean las correctas y surtan efectos, dijo que el Ejecutivo seguirá ayudando a todas las autonomías y especialmente a Madrid. Ante el hecho de que la reunión se celebre en la sede del Gobierno madrileño, Sánchez dijo que fue una propuesta suya como un muestra de proximidad y empatía.

El presidente del Gobierno instó a eliminar la lucha partidista del combate contra el virus porque cree que todos deben hacer frente a un enemigo común. «Hay que desterrar la lucha partidista y arrimar el hombro», recalcó antes de lamentar la actitud del líder del PP, Pablo Casado, en este asunto.

Comentarios

Pedro Sánchez no contempla confinar España y dice que irá a ver a Ayuso para ayudar