ERC desdeña los indultos y la reforma del delito la sedición y exige la amnistía

Cs ve intolerable la medida de gracia, pero no rechaza pactar los presupuestos


Madrid / La Voz

Ni indulto, ni reforma del delito de sedición en el Código Penal. Al líder de ERC, Oriol Junqueras, no le vale ninguna de las fórmulas que se plantea el Gobierno para sacar de la cárcel a los presos del procés. En pleno proceso de negociación de los presupuestos, los independentistas catalanes exigen una amnistía porque, según Junqueras, la medida de gracia, que dio por hecha, «solo evidencia que el reino de España continúa anclado en el pasado».

Hace unos meses ya rechazó el indulto diciendo que «se lo pueden meter por donde les quepa». Y, respecto a la reforma del Código Penal que impulsa el Gobierno para rebajar el delito de sedición por el que fueron condenados -que permitiría su inmediata salida de prisión en cuanto fuera aprobada-, ayer indicó que «es una medida muy poco adecuada porque no resuelve el origen de la problemática».

«Nuestra respuesta sigue siendo la misma, nosotros somos inocentes y nuestra opción es la amnistía», señaló en una entrevista concedida a la Sexta, en la que vinculó el «gesto» del Gobierno a un intento de presionarles para que apoyen los presupuestos. Pese a todo, se mostró dispuesto a negociar las cuentas públicas, aunque insistió en que tendrán que escoger si quieren «hablar con la izquierda o con la derecha, porque son incompatibles». En términos similares se pronunció la portavoz de Junts per Catalunya en el Congreso, Laura Borrás, que consideró el gesto del Gobierno como un «anzuelo» para que «se pique» en la negociación de los presupuestos con una «estrategia un poco burda». 

«Maravilloso» si el gesto ayuda

Pese a ese desdén, el Ejecutivo confía en que su decisión propicie un acercamiento con los secesionistas. El ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, consideró «maravilloso» que la tramitación de los indultos «pueda ayudar» a resolver lo que calificó de «conflicto político», aunque desligó la medida y la reforma del Código Penal de la negociación de los presupuestos.

El Gobierno multiplica los gestos hacia ERC y EH Bildu, pero no cierra la puerta a un acuerdo con Ciudadanos para los presupuestos. Y tampoco lo hace su líder, Inés Arrimadas, quien, aunque ayer calificó de «intolerable» que el Ejecutivo se plantee indultar «a quienes dieron un golpe a la democracia», no dio por rota la negociación con el Gobierno.

Ese pacto alternativo con Ciudadanos requeriría la participación del PNV y de algunas fuerzas minoritarias. Los nacionalistas vascos apuestan por repetir la mayoría de investidura junto a los independentistas, pero no se cierran a otros acuerdos y recuerdan que ya aprobaron los presupuestos de Rajoy con Cs. Su portavoz, Aitor Esteban, aseguró ayer que verían «con buenos ojos» la concesión del indulto, pero insistió en que «si se aprueban los presupuestos, habrá legislatura, aunque al final haya problemas en su producción legislativa y haya tensiones finales en la coalición». También el portavoz de Unidas Podemos, Pablo Echenique, indicó que el anuncio sobre el trámite de los indultos «va en la buena dirección» y «nos acerca a una España más fraterna y mejor».

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

ERC desdeña los indultos y la reforma del delito la sedición y exige la amnistía