La nave que traerá muestras de Marte a la Tierra

Airbus ha sido seleccionado por la Agencia Espacial Europea para diseñar el transporte que traerá tubos con idicios recogidos en el planeta rojo


madrid

Airbus ha sido seleccionado por la Agencia Espacial Europea (ESA) para diseñar y construir el Orbitador de Retorno de Muestras a la Tierra (ERO) de Marte, la primera nave espacial que traerá muestras a la Tierra desde el planeta rojo. La misión, que se prevé que tenga una duración de cinco años, traerá de vuelta a la Tierra muestras del planeta en condiciones de seguridad. Antes del lanzamiento desde la superficie de Marte, las muestras se almacenarán en tubos.

Para construir el orbitador, Airbus utilizará su experiencia autónoma de encuentro y acoplamiento, acumulada a lo largo de décadas de experiencia en navegación óptica, utilizando tecnologías del Automated Transfer Vehicle y los recientes desarrollos de Juice, la primera misión europea a Júpiter.

«Estamos aportando toda la fuerza de nuestra experiencia adquirida en Rosetta, Mars Express, Venus Express, Gaia, ATV, BepiColombo, y Juice para asegurar el éxito de esta misión. Traer muestras a la Tierra desde Marte será una hazaña extraordinaria, llevando la ciencia interplanetaria a un nuevo nivel y Airbus está entusiasmado por asumir este reto como parte de esta misión internacional conjunta», ha señalado Jean-Marc Nasr, director de Airbus Space Systems.

Así, Airbus tendrá la responsabilidad general de la misión ERO, desarrollando la nave espacial en Toulouse y llevando a cabo el análisis de la misión en Stevenage. Thales Alenia Space Turín también tendrá un papel importante, ensamblando la nave espacial, desarrollando el sistema de comunicación y proporcionando el Módulo de Inserción en Órbita. Este primer contrato, de 491 millones de euros, es para la construcción de la sonda ERO (Earth Return Orbiter) que se utilizará en la campaña común de la ESA y la NASA Mars Sample Return. La sonda tendrá un peso de seis toneladas, seis metros de altura e irá equipada con 144 metros cuadrados de paneles solares que cuando estén desplegados le otorgarán una envergadura de más de 40 metros.

Su lanzamiento está previsto en el 2026 con un cohete Ariane 6 y tardará en torno a un año en llegar a Marte gracias a un sistema de propulsión híbrido que asocia la electricidad para las fases de crucero y de desaceleración con una propulsión química para insertarse en la órbita de ese planeta. En la segunda parte de la misión, tendrá que detectar y capturar otro instrumento del tamaño de una pelota de baloncesto bautizado como Orbiting Sample (OS) que contendrá los tubos de las muestras recogidas por el SFR.

Comentarios

La nave que traerá muestras de Marte a la Tierra