Leopoldo López afirma desde Madrid que su intención es «regresar para liberar a Venezuela»

El opositor dijo, tras reunirse con Pedro Sánchez, que España no reconocerá las elecciones parlamentarias de diciembre


Caracas / Corresponsal

El dirigente opositor Leopoldo López se ha trazado tres objetivos tras dejar Venezuela: lograr «unas elecciones presidenciales justas, libres y verificables»; obtener justicia contra los funcionarios del régimen de Nicolás Maduro acusados de violar los derechos humanos; y mejorar las condiciones de los venezolanos que aún viven en su país mediante financiamiento internacional. «Los venezolanos que estamos en el exilio decimos que vamos a regresar a Venezuela para liberar a Venezuela», agregó.

López tuvo un recuerdo para la decena larga de personas que han sido detenidas tras su salida de Venezuela, y en especial para Roland Carreño, coordinador de Voluntad Popular (VP), quien está en paradero desconocido desde el lunes por la tarde, cuando fue secuestrado por personas a bordo de vehículos negros y totalmente vestidas de negro. Extraoficialmente, los abogados de Carreño señalaron este martes que se encuentra en el Helicoide, sede del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin).

Junto con Carreño, periodista de prensa rosa reconvertido en político, fueron detenidos dos jóvenes activistas de VP. También fueron arrestados por el Sebin el lunes, en distintos momentos, Nathaly Sifontes, cuñada de la hermana de López, y otro vigilante de la Embajada de España en Caracas. El lunes fue liberada la cocinera del opositor, Nubia Campos, tras dos días de interrogatorios.

Antes de la rueda de prensa, López se reunió con Pedro Sánchez en la sede del PSOE, en lugar de en la Moncloa. Pese a ello, López aseguró que Sánchez le ha garantizado que el Gobierno español no reconocerá las elecciones parlamentarias del 6 de diciembre en Venezuela, a las que la oposición no concurre por estar políticamente inhabilitada y porque no cumplen los mínimos estándares democráticos.

Además, señaló que de su salida de la Embajada española en Caracas «solo sabían cinco personas» a las que no identificó para protegerlas; que el embajador español, Jesús Silva, cumplió con la delicada responsabilidad de tenerlo como huésped en la legación diplomática al mismo tiempo que mantenía un canal abierto con el régimen de Maduro; y que Europa debe «establecer sanciones» a los 56 funcionarios del régimen mencionados en el informe de la misión de verificación de hechos de la Comisión de Derechos Humanos de la ONU. «Europa no puede seguir mirando para otro lado», señaló.

El opositor indicó que su salida de Venezuela «le costó mucho», pero que «se abren nuevas circunstancias» y negó que la oposición se esté preparando para dejar el país. En ese sentido López aseguró que ha hablado «personalmente» con Juan Guaidó, presidente de la Asamblea Nacional, y que este le ha garantizado que está dispuesto a todo, incluso a ir a prisión, para permanecer en Venezuela.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Leopoldo López afirma desde Madrid que su intención es «regresar para liberar a Venezuela»