Las pensiones no contributivas subirán el doble que el resto: un 1,8 %

Para aquellos que cobren la prestación íntegra, el incremento será de cien euros al año. En Galicia, 38.000 personas viven de este subsidio


Redacción / La Voz

Hace ya casi dos semanas que el Gobierno desveló, a través de un documento remitido a Bruselas, su intención de subir las pensiones con arreglo al IPC previsto para el próximo año, lo que implicará un incremento del 0,9 %. Sin embargo, se guardó un as en la manga para la presentación, este martes, de los Presupuestos Generales del Estado que serán aprobados por el Consejo de Ministros para su posterior tramitación parlamentaria.Y es que estos contienen un incremento mayor para las pensiones no contributivas, en concreto, del doble: un 1,8 %. Lo que les permitiría, de cumplirse el escenario de inflación previsto, no solo mantener sino mejorar el poder adquisitivo de las casi 450.000 personas que en el país dependen de estas prestaciones por invalidez y jubilación.

En concreto, en el caso de la pensión íntegra, que en este 2020 se sitúa en los 5.538,4 euros anuales, la subida será de cien euros en todo el ejercicio. O, si se prorratea, de siete euros en cada una de las catorce pagas en las que se divide la prestación (que se elevarían a 402,7 euros, frente a los 395,6 euros actuales). Para el presidente Sánchez, la medida demuestra que «este Gobierno es especialmente sensible con las personas con menos recursos».

En Galicia, la medida beneficiará a unas 38.000 personas, de las cuales 24.000 tienen una pensión no contributiva de jubilación y las otras 14.000, de invalidez. La cuantía media en ambos casos es de 389,82 y de 430,47 euros en cada paga, respectivamente, por lo que la subida será de 7,01 y de 7,74 euros.

Hay que tener en cuenta, además, que la cuantía íntegra de las pensiones no contributivas es la referencia con la que se fijó el importe del ingreso mínimo vital (que parte de los 5.538,4 euros anuales para las personas que viven solas y se va incrementando en función del número de miembros del hogar). Sin embargo, ni Sánchez ni Iglesias aclararon en su presentación si la renta mínima se va a actualizar el año que viene ni si lo va a hacer en la misma medida. Lo que sí anunciaron es que se modificarán algunos requisitos que se exigen actualmente para acabar con el actual «cuello de botella» y agilizar la prestación para que llegue a más beneficiarios. Entre estos cambios está el permitir que se abonen más de dos ayudas en el mismo domicilio o reducir el tiempo de vida independiente que se exige a los jóvenes emancipados para poder optar al subsidio.

Además, en lo que respecta a las medidas sociales, Sánchez e Iglesias anunciaron también la subida en un 5 % del indicador público de renta a efectos múltiples (IPREM), al que se referencian multitud de ayudas y que marca también los umbrales de acceso a las viviendas de protección. Un indicador que lleva congelado cuatro años y que solo ha subido cinco euros en el último decenio, pese al fuerte repunte del salario mínimo en ese mismo período. Con ese incremento anunciado, pasará de los 537,84 euros mensuales actuales a 564,7.

El Gobierno apela a la «justicia fiscal» para aplicar una subida general de impuestos

ANA BALSEIRO
En directo: Sánchez e Iglesias presentan el proyecto de Presupuestos Sigue la comparecencia del presidente y el vicepresidente segundo del Gobierno de coalición

Sánchez e Iglesias han avanzado los ejes de las cuentas del 2021, que también rebajan la desgravación de los planes privados de pensiones

El anteproyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado (PGE) para el 2021 incluye finalmente una subida general de impuestos, necesarios para sufragar el tirón del gasto público. A pesar de los mensajes contradictorios de los últimos días, que evidenciaban las diferencias de los socios de Gobierno -el ministro Ábalos llegó a decir el jueves que el IRPF se subiría cuando el país estuviera preparado, pero no ahora- finalmente el ajuste tributario será incluso mayor del esperado, ya que se tocará el IRPF para las rentas altas (tanto del trabajo como del capital), el impuesto sobre el patrimonio y también el de sociedades, que grava los beneficios de las empresas. Y eso, solo según el primer avance que el presidente y el vicepresidente segundo del Gobierno han realizado a primera hora de la mañana, ya que el grueso del detalle fiscal lo dará tras el Consejo de Ministros la portavoz del Ejecutivo y ministra de Hacienda, María Jesús Montero.

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Las pensiones no contributivas subirán el doble que el resto: un 1,8 %