Madrid y Londres negocian sobre Gibraltar, excluido del acuerdo

El Ejecutivo español quiere un pacto sobre el Peñón «para construir una zona de prosperidad compartida», según Laya


Redacción / La Voz

El reloj se ha parado en las negociaciones del brexit pero sigue corriendo para Gibraltar, excluido en el acuerdo in extremis acordado por la Unión Europea y el Reino Unido. Esa va a ser otra pieza más en el tablero todavía con todo el partido por jugar y cuando el tiempo corre para alcanzar la fecha límite del 31 de diciembre, que está a la vuelta de la esquina.

Sánchez felicitó por el acuerdo global al jefe negociador de la Comisión Europea con el Reino Unido, Michel Barnier, y a la presidenta de la Comisión Europea, Úrsula von der Leyen, y a sus respectivos equipos. Pero dejó claro que sobre Gibraltar no había noticias, ni buenas, ni malas. «Seguiremos negociando», señalaba en Twitter el presidente del Gobierno. Algo más explícita, la ministra de Exteriores, Arancha González Laya remarcó que «evidentemente» aún no hay acuerdo entre el Reino Unido y España en lo relativo a Gibraltar, ya que este asunto no forma parte de la negociación con la UE pero advirtió de que «cada vez queda menos tiempo» para ello.

España «está claro» que prefiere un acuerdo sobre Gibraltar por lo que va a «buscarlo» «hasta el ultimo segundo» porque piensa que «construir una zona de prosperidad compartida que facilite la movilidad de los ciudadanos es la mejor opción, tanto para España como para los ciudadanos de Gibraltar», agregó la ministra, consciente de que no habrá entendimiento en cuestiones de soberanía, donde tanto España como el Reino Unido tienen «pretensiones irrenunciables».

También hizo suya la cuestión de la urgencia el ministro principal de Gibraltar. «Para nosotros, y para la gente del Campo de Gibraltar que nos rodea, el reloj sigue corriendo. Seguimos trabajando, mano a mano con el Reino Unido, para finalizar la negociación con España de un acuerdo para el propuesto tratado entre la UE y el Reino Unido en relación con Gibraltar», señalaba Fabián Picardo.

¿Qué puede suponer el hecho de que aún no se haya resuelto una solución específica para el Peñón? En principio para algunas cuestiones, como la de la situación de los trabajadores, regirá un tiempo muerto hasta el mes de julio. Queda por determinar la política fiscal, o el paso fronterizo, cuya falta de fluidez puede condicionar sobre todo los accesos de transeúntes y de turismos.

El pasado mes de noviembre, España y el Reino Unido alcanzaron un pacto que garantizaba los derechos de los cerca de 15.000 trabajadores transfronterizos —unos 10.000 de ellos españoles— que cada día cruzan al Peñón para realizar su actividad. El acuerdo dejó en manos del gobierno de Gibraltar la creación y gestión de una web, denominada Frontier Worker Search, donde los trabajadores pueden, desde el pasado 1 de diciembre, comprobar si están registrados o, en caso contrario, dirigirse a las autoridades gibraltareñas para solicitar su autorización. Sin embargo, aún faltan muchos por acceder a este censo y el tiempo también corre en su contra.

Alivio en Irlanda al garantizarse la movilidad en la isla

Casi cinco años después del shock causado por el brexit, Irlanda respira aliviada. El acuerdo alcanzado entre el Reino Unido y la UE respecta el pacto del Viernes Santo, clave para la estabilidad de isla, donde seguirá sin haber fronteras y continuará la libertad de movimientos entre el norte y sur y el tránsito de bienes y servicios.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Madrid y Londres negocian sobre Gibraltar, excluido del acuerdo