López Obrador acusa a la DEA de fabricar pruebas contra Cienfuegos, que no será juzgado

El general había sido detenido el pasado octubre en Los Ángeles por su vinculación con los carteles de la droga y EE.UU. aceptó entregarlo a México para que fuese procesado

El general Salvador Cienfuegos, en el 2016, cuando estaba al frente de la Secretaría de Defensa de México
El general Salvador Cienfuegos, en el 2016, cuando estaba al frente de la Secretaría de Defensa de México

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, avaló este viernes la decisión de la Fiscalía General de la República (FGR) de exonerar al exministro de Defensa Salvador Cienfuegos y acusó a la DEA estadounidense de fabricarle pruebas en su contra.

«Ayer resuelve la Fiscalía que no procede la acusación que se le fabricó al general Cienfuegos por la agencia estadounidense encargada del combate a las drogas, por la DEA», apuntó el mandatario en la conferencia matutina desde palacio nacional.

Además, dijo que su Gobierno «secunda, avala y respalda» la decisión de la Fiscalía, que se dio a conocer este jueves.

Jefe del Ejército con Peña Nieto

El general Cienfuegos, jefe del Ejército mexicano durante el mandato de Enrique Peña Nieto (2012-2018) fue detenido el pasado 15 de octubre en Los Ángeles (EE.UU.) tras una investigación de la DEA, que lo acusaba de vínculos con el crimen organizado y de blanqueo de capital, pero tras un ejercicio diplomático sin precedentes, regresó a México para ser investigado por las autoridades locales.

Este 14 de enero la Fiscalía mexicana informó de que no se ejercía acción penal contra Salvador Cienfuegos porque «no se encontró prueba alguna» que lo relacionara con grupos delictivos ni detectaron irregularidades en su patrimonio, entre otros puntos.

Tras la decisión de la Fiscalía General, López Obrador remarcó en más de una ocasión en la rueda de prensa que los «elementos de prueba» presentados por la DEA «no tienen ningún valor probatorio» para enjuiciar a Cienfuegos.

Además, vio una cierta relación entre la fecha de la detención de Cienfuegos y las elecciones estadounidenses. «Todo esto hay que aclararlo», subrayó.

«Nosotros sostenemos que debe de terminarse la impunidad, desde luego la corrupción. Pero también que no pueden haber represalias, venganzas, y que no se pueden inventar delitos, que nadie debe actuar de esa manera», subrayó.

Transparencia plena

El presidente remarcó que habrá «transparencia plena» en el caso para evitar críticas, y aseguró que pronto se divulgará el expediente del caso.

La decisión de la FGR coincide con la publicación este jueves por parte del Gobierno mexicano de las reglas para limitar el trabajo de la Agencia de Control de Drogas de Estados Unidos (DEA, en inglés) y otros agentes de seguridad extranjeros tras un mes de la reforma a la Ley de Seguridad Nacional.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

López Obrador acusa a la DEA de fabricar pruebas contra Cienfuegos, que no será juzgado