El ultimátum de Kiko Rivera a Isabel Pantoja: «Mi madre no se mueve por otra cosa que no sea dinero»

Martín Bastos REDACCIÓN / LA VOZ

ACTUALIDAD

El hijo de la tonadillera relató que ella pidió cambiarle el color de los ojos a una de sus nietas en una revista para decir que eran como los de Paquirri

25 ene 2021 . Actualizado a las 17:42 h.

La de Kiko Rivera contra Isabel Pantoja es una guerra por fascículos. Y sin cuartel. Ha alcanzado tales niveles que no se sabe hasta dónde puede llegar el hijo de la tonadillera. En la edición de este domingo del Deluxe, Kiko Rivera le dio un ultimátum a su madre. «Tienes 24 horas desde este momento para ponerte en contacto conmigo. Si no es así, voy a tener que tomar las medidas para rendirles y pedirles cuentas de todo lo que hayan hecho a mi nombre», aseguró el hijo pequeño de Paquirri. 

Si parecía que Kiko Rivera ya había contado todo lo que podía en sus anteriores apariciones en Telecinco y más recientemente en una entrevista en Lecturas, ayer no dejó títere con cabeza en relación al entorno más cercano a su madre. Desde su tío Agustín, su abuela o su hermana Isa Pantoja, que se mantiene un tanto alejada al culebrón entre madre e hijo. Hubo para todos. Aunque hace apenas unos días decía que no pretendía demandar a su madre, ahora no cierra esa puerta y estaría pensando hacerlo. «Mis abogados me comentan que la mayoría de los errores de mi madre han prescrito, así que si tengo que tomar acciones legales lo haré», aseguró. «Yo no quiero que se solucione, ahora mismo no hay solución, quiero que me explique lo que ha pasado y luego ya veremos la si tiene solución», añadía. 

Sobre Isabel Pantoja, a la que hasta hace poco defendió siempre a capa y espada y fue uno de sus mayores apoyos, incluso con su polémica relación con Julián Muñoz o su entrada en prisión, Kiko Rivera asegura que «estaba cegado, estaba enamorado de la figura materna». Y ahora no escatima en descalificar a su madre. «No sé qué tiene dentro. A veces mira por encima del hombro», afirmaba. En la entrevista con Jorge Javier Vázquez, Kiko Rivera aseguró que su madre «no se mueve por otra cosa que no sea dinero» e incluso sembró la duda de si tendría dinero en el extranjero «algo tiene que tener esa mujer».