El ultimátum de Kiko Rivera a Isabel Pantoja: «Mi madre no se mueve por otra cosa que no sea dinero»

El hijo de la tonadillera relató que ella pidió cambiarle el color de los ojos a una de sus nietas en una revista para decir que eran como los de Paquirri


Redacción / La Voz

La de Kiko Rivera contra Isabel Pantoja es una guerra por fascículos. Y sin cuartel. Ha alcanzado tales niveles que no se sabe hasta dónde puede llegar el hijo de la tonadillera. En la edición de este domingo del Deluxe, Kiko Rivera le dio un ultimátum a su madre. «Tienes 24 horas desde este momento para ponerte en contacto conmigo. Si no es así, voy a tener que tomar las medidas para rendirles y pedirles cuentas de todo lo que hayan hecho a mi nombre», aseguró el hijo pequeño de Paquirri. 

Si parecía que Kiko Rivera ya había contado todo lo que podía en sus anteriores apariciones en Telecinco y más recientemente en una entrevista en Lecturas, ayer no dejó títere con cabeza en relación al entorno más cercano a su madre. Desde su tío Agustín, su abuela o su hermana Isa Pantoja, que se mantiene un tanto alejada al culebrón entre madre e hijo. Hubo para todos. Aunque hace apenas unos días decía que no pretendía demandar a su madre, ahora no cierra esa puerta y estaría pensando hacerlo. «Mis abogados me comentan que la mayoría de los errores de mi madre han prescrito, así que si tengo que tomar acciones legales lo haré», aseguró. «Yo no quiero que se solucione, ahora mismo no hay solución, quiero que me explique lo que ha pasado y luego ya veremos la si tiene solución», añadía. 

Sobre Isabel Pantoja, a la que hasta hace poco defendió siempre a capa y espada y fue uno de sus mayores apoyos, incluso con su polémica relación con Julián Muñoz o su entrada en prisión, Kiko Rivera asegura que «estaba cegado, estaba enamorado de la figura materna». Y ahora no escatima en descalificar a su madre. «No sé qué tiene dentro. A veces mira por encima del hombro», afirmaba. En la entrevista con Jorge Javier Vázquez, Kiko Rivera aseguró que su madre «no se mueve por otra cosa que no sea dinero» e incluso sembró la duda de si tendría dinero en el extranjero «algo tiene que tener esa mujer». 

Las exigencias de Isabel Pantoja, según su hijo

Kiko Rivera contó en el Deluxe varios episodios que dejarían en un muy mal lugar a su madre, que desde que comenzó esta guerra ha permanecido prácticamente en silencio, salvo en contadas ocasiones como unas declaraciones en ¡Hola! cuando se abrió la caja de Pandora. Uno de ellos ocurrió en su boda con Irene Rosales. «El día que me caso mi madre me dice que, si no cobra ella la exclusiva, no viene a la boda», aseguró. Pero además una situación similar habría ocurrido meses antes, en el bautizo de la hija de Kiko e Irene, Ana. «En vez de estar en el banquete con todo el mundo, dijo que le pusieran un sitio a ella y a cuatro acompañantes. Comió en un privado y aislada», aseguró Rivera, tras enterarse la artista que no iba a cobrar nada por la exclusiva. 

Tras el nacimiento de su segunda hija, Carlota, Kiko Rivera reveló otra anécdota que dejó ojipláticos a los espectadores. Y es que Isabel Pantoja «quería que tuviese los ojos azules», explicó Kiko Rivera. Y para ello «contactó con un pez gordo de una revista y eligió cómo quería que fuese la foto», recordando que él y su mujer se quedaron boquiabiertos al ver que en las fotos de la revista le habían cambiado el color de los ojos a su hija recién nacida. «Mi hija tiene los ojos más claros que yo, pero se los pusieron azules», recordó, y asegurando que «no daba crédito» al ver que su madre aseguraba en esa exclusiva que la niña había sacado el color de ojos de su abuelo Paquirri. 

«Eres ridícula mamá. Tú y tu hermano», aseguró en otro momento Kiko Rivera, que cargó duramente contra su madre y su tío Agustín. «Mantenido los que tienes tú a tu lado, ¿yo qué te he pedido a ti? ¿Te tengo que dar las gracias por pedirme?», aseguró. «Mi madre es un problema andante, tiene un problema de coco porque no asimila las cosas», insistió y fue más allá culpando a su tío de estar detrás de parte de los problemas de su progenitora: «Mi madre es una marioneta de mi tío Agustín». 

Los insultos en Cantora a Isa Pantoja

Cuando hace tiempo Isabel Pantoja hija reveló que parte de su familia no aceptaba su orígenes (fue adoptada por Isabel Pantoja cuando era un bebé) y que a veces no la trataban igual que a su hermano, muchos se echaron las manos a la cabeza y sintieron cierta pena por una joven que dicen, se quedó embarazada siendo menor de edad para lograr huir de Cantora. Ahora, Kiko Rivera confirmó lo que hace años contó su hermana. «Mi hermana ha sufrido mucho en Cantora, ahora la entiendo. Mi madre debería haber sacado la cara por ella y no solo eso, sino que ha ido hablando mal de ella con compañeros», explicaba. 

«Mi madre me ha utilizado para cosas feas. Mi madre me ha llegado a decir 'vete a hablar mal de tu hermana'. Me suena el teléfono un día a las dos o tres de la mañana y mi madre en cólera diciéndome que se va a quitar la vida, no sé qué... cojo el coche, me voy a Cantora y estaba empeñada que me buscara un abogado para quitarle los apellidos a la niña», añadía.

«La mayor humillación que se le puede hacer a un hijo es que alguien de tu familia hable muy mal e incluso que quiera demandar a tu hijo y que tú no eches el freno. Para mí esa es la peor humillación que existe». afirmó. Y aseguró como no entendía cómo su madre permitía su tío Agustín amenace con demandar a su hermana y la tonadillera no dé un golpe en la mesa y diga: «Es mi hija».

«Ha habido momentos en los que se ha tratado a mi hermana como una 'hija de segunda'. Comportamientos, miradas, gestos... yo creo que todos los sabemos por parte de quién. He escuchado comentarios despectivos hacia ella, de corte xenófobo, por parte de mi madre y de mi tío. Algo muy despectivo, mi madre también los ha hecho», aseguraba Kiko Rivera. 

Isa Pantoja reaccionó horas después en El programa de Ana Rosa, donde colabora a la entrevista de su hermano: «Lo he pasado mal. Solo vi hasta mi parte y lo quité. Ha sido superduro el tono de burla, no solo por lo que cuenta», explicó. «¿De dónde viene esto? No es normal todo lo que dice, ¿ahora se da cuenta mi hermano de todas las cosas que ha pasado por algo?», se preguntó. «Ayer vi a mi hermano con mucha fuerza y con un tono de burla que no me gustó», aseguró. 

«Yo sé perfectamente cómo es mi madre, cómo es mi hermano y cómo son los dos. No son iguales, a mi hermano si le aplaudes con esto pues él se sube y cuenta más cosas. No sé quién le está asesorando a él», reflexionó. «Mi madre tiene mucho carácter, antes era diferente y ahora está encerrada en su casa. No sabe superar las cosas. No superó lo de Paco, no superó lo de la cárcel, se calla las cosas y esto es lo que pasa... No puedo ponerme en la piel de ninguno porque yo no demandaría a mi madre y tampoco le haría eso a un hijo», aseguró muy seria. 

«Él no habló conmigo durante cuatro o cinco meses, yo no lo voy a hacer porque sé que é está mal y no voy a darle la espalda... pero realmente es muy doloroso para mí», explicó. «Nunca me he sentido inferior, porque cuando eres madre y te quedas embarazada de una noche y no lo buscas, parir es algo voluntario y adoptar a alguien es un acto de amor increíble, es un hijo deseado, siempre me he sentido igual», añadió.

El pinchadiscos también reveló que desde hace un par de meses, cuando comenzó el conflicto por la herencia de Cantora, recibe amenazas por parte de los fans de la cantante y su entorno cercano. «Me desean la muerte de mis hijas», aseguró. Además dio la razón a los que describen la enfermiza relación que algunos fans tienen hacia la cantante. «Yo he visto cómo mi madre ponía a trabajar a los fans en Cantora, los fans han pintado la casa», aseguró. 

Sobre su prima Anabel Pantoja

Kiko Rivera también quiso enviar un mensaje a su prima Anabel Pantoja, colaboradora de Sálvame. «Esto no es una guerra. Anabel está acojonada. Ella no me saca el tema nunca», explicaba. «Mi prima es más sensible que yo e intenta no sufrir. Ella no habla porque no se lo han hecho a ella. Yo creo que tiene miedo a mi madre», aseguró. Pero Rivera aseguró que tanto su madre como su tío Agustín tampoco tratarían bien a la joven. «Mi prima, sin ser hija de mi madre, es la que más se parece a ella», aseguró. Y además aprovechó para enviarle un mensaje a Anabel: «Cariño mío, no te tienes que sentir en deuda con tu tía porque no es la causante que tú trabajes en televisión. A ti te conocen porque me defendiste en Supervivientes y yo jamás te lo echaré en cara, pero no le debes nada a ella»

«Anabel es una dramática y mi madre es igual. Mi prima Anabel le debe mucho a este programa, se lo ha ganado a pulso y se debe más a esto (Sálvame) que a aquello (Cantora)», añadió. «Yo he cortado con mi madre y con mi tío, con ella no. Si no me cree, me da igual», aseguró.

Pero Kiko Rivera fue más allá y desveló que tanto su madre como su tío Agustín criticarían en Cantora a Anabel por su peso. «La han puesto allí que flipas y ella lo sabe, a raíz de la tele. Tanto para mi madre como para mi tío, Anabel está en el grupo de los enemigos, es sospechosa. Mi madre habla de todo el mundo», afirmó. «Agustín hace comentarios despectivos de las publicaciones de Anabel en Instagram y mi madre también. Se han metido con su peso. La llamaban 'la gorda esta'», dijo, contando además cómo respondió él a un calificativo similar hacia él: «A mí me ha dicho mi madre que estoy gordo y yo le he dicho, 'y tú tienes patillas. ¿Pasa algo?».  

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

El ultimátum de Kiko Rivera a Isabel Pantoja: «Mi madre no se mueve por otra cosa que no sea dinero»