Kiko Rivera, tras defender Belén Esteban a Isabel Pantoja: «Llévatela quince días a tu casa»

El hijo de la tonadillera anunció que va a poner a la venta su parte de Cantora, la finca donde reside la artista


La guerra entre Kiko Rivera e Isabel Pantoja sigue semana tras semana recrudeciéndose, aunque los ataques en público son del hijo a su madre, mientras que la tonadillera guarda silencio en público. Ayer el pinchadiscos volvió a sentarse en la edición dominical del Deluxe para seguir desgranando detalles íntimos sobre la relación con su madre y anunciar que ha puesto a venta, con un precio a la baja, su parte de Cantora, la finca en la que reside la artista y que ambos heredaron de Paquirri. 

«Esta semana va a ser muy movidita porque ya empieza la cosa a ponerse en movimiento, ya no tengo más remedio, la maquinaria está en marcha. Ya les ha llegado el primer requerimiento, a los dos, y no han ido a recogerlo. Ahora van a tener que rendir cuenta de lo que han hecho primero con los poderes que les he otorgado y ya vamos a empezar con todo, no tengo otra opción. Soy consciente de que no me van a llamar y yo tampoco, no soy yo el que tengo que llamar. Va a tener que ser de manera judicial. Si tú no vas a recoger el requerimiento, el siguiente paso es que el notario te lo lleve a casa, probablemente esta semana», explicó Rivera. 

Y anunció que ha tomado la decisión de vender su parte de Cantora: «Yo me he informado con mi equipo de abogados, uno de los compradores que llevé a comprar Cantora... posiblemente alguno esté interesado en comprarme mi parte, si todo sale como tiene que salir, dentro de poco puede tener algún inquilino tomándose café con ella. Me está llamando mucha gente para comprar mi parte y yo vendería mi parte, con un lacito incluso, con un precio normal. A mi parte le voy a poner el precio más bajo de lo que vale, para venderlo, no quiero movidas, ya no sé qué hacer. Mi parte de Cantora está en venta». 

La noche llegó a uno de los momentos más tensos con el enfrentamiento entre Kiko Rivera y Belén Esteban. La princesa del pueblo afeó al hijo menor de Paquirri los comentarios que hacía de su madre, sin quitarle la razón en su enfado por las supuestas irregularidades en la parte económica. 

«Ha hecho muchas cosas mal, sigue haciéndolas, pero yo creo que lo mejor que ha hecho mi madre por mi en la vida es hablarme bien de mi padre, es lo único que puedo decir. Ha ido muy pocas veces a por mí al colegio, no ha estado en los momentos malos de mi vida, no ha estado preocupada por mis notas, me ha sacado en todas las revistas del mundo, no iba a verme al internado», explicaba Kiko Rivera.

El pinchadiscos, al ver que Belén Esteban defendía tanto a su madre le ha explicado: «Tú has luchado aquí por lo tuyo y por tu hija, por todo lo que te hizo el señor Toño Sanchís, esto es lo mismo Belén», le respondía. 

Pero la princesa del pueblo seguía en su argumento y se terminó enfrentando con Kiko Matamoros y, prácticamente, con todo el plató porque aseguraba que no debía hablar así de su madre públicamente y Kiko Rivera le ha terminado diciendo: «Belén, si quieres tanto a mi madre, llévatela 15 días a tu casa», le espetó el hijo de la tonadillera. 

Kiko Rivera: «Ya no puedo más, estoy destrozado»

Tras su intervención en Deluxe, Kiko Rivera anunciaba este lunes en Instagram que «Ya no puedo más. Mentalmente estoy destrozado. Ayer fue otro domingo más pasando por este trago. Tengo que mirar por mi salud, tengo que mirar que esto me ha afectado de todas las maneras, he engordado la..., tengo una ansiedad que te cagas y estoy hay que solucionarlo. Y la solución la tengo yo, es ponerte manos a la obra y dejar esto apartado. Me refiero a no volver a sentarme a explicar las mil y una cosas que tengo por contar», explicaba en su Instagram. «Ya me está afectando a mi día a día. Tengo mal humor, peleo con mi mujer, peleo con mis amigos… Hay veces que no tengo ganas de nada...», añadía en un extenso vídeo de más de ocho minutos que colgó en su cuenta de Instagram. 

«Mi madre va diciendo que estoy drogado»

«Mi madre ha ido diciendo en los medios de comunicación 'Ese está drogado'. '¿No habrá vuelto a las andadas?' le ha dicho a mi mujer. Mi madre también ha hecho público este conflicto, pero lo ha hecho por detrás», aseguró Kiko Rivera muy dolido con las insinuaciones de su madre.  

Sobre sus adicciones, Kiko ha explicado que cuando se queda solo en casa lo pasa muy mal y que por miedo a no caer, llama a su gente para estar acompañado: «Tú sabes lo que es para mí los fines de semana que viene mi mujer a Madrid sábado y domingo, que yo tenga miedo de quedarme solo en casa y que tenga que venir gente a casa porque no quiero volver a caer», confesó. 

Sobre si su madre miró para otro lado cuando era adolescente y no quiso enfrentarse a las adicciones de su hijo, Kiko ha explicado que no sabe si ella era conocedora de lo que hacía, pero desde luego hubo ocasiones en las que se enteró: «En algunas ocasiones los padres nos hacemos los tontos, por la reacción que ella tuvo yo creo que no se había dado cuenta antes. Aunque yo recuerdo una anécdota, yo vivía en Marbella y vine a Sevilla y me pegué un homenaje con un amiguete, pues ese amiguete hizo una serie de grabaciones y se las mandó a mi madre, yo salía consumiendo cocaína. A mi madre le llegaron esas imágenes. Ese señor le pedía dinero porque si no iba a comercializar con las imágenes. A mí me llegó ese día una broma, pero nunca me dijo el por qué». 

«Estuve quince días en el hospital y no vino a verme»

Kiko Rivera desveló varios momento para poner en entredicho el papel de Isabel Pantoja como madre. «Me da un ataque de gota en la rodilla y se me queda la rodilla como un pelícano y no podía estirarla, me voy al hospital para enderezar la rodilla y después se me volvió a torcer. Me tiré quince días en el hospital, mi madre no estuvo conmigo ni un día, cero, es más lo que más me dolió de todo no es que no viniera a verme, es que en ese momento me tocaba mi hijo Francisco y no se quedaron con él. Siempre he visto que presta más atención a mi sobrino Alberto, que a mi hijo. El por qué es porque era la época que mi hermana no se llevaba tan bien con mi madre y mi madre tenía el miedo de que mi hermana le siguiera diciendo cosas. Al único nieto que ha ido a recoger al colegio es a su nieto Alberto, a mis hijos no ha ido a recogerlos, a mí tampoco», desveló. 

«Me enteré en el recreo del internado que mi madre estaba con Julián Muñoz»

«¿Sabes cómo me enteré que mi madre tenía nueva pareja, en este caso Julián Muñoz? En el recreo del internado, ¿eso es justo? En las horas que teníamos en el internado, pusimos la televisión y vi a mi madre agarrada a un señor con bigote y yo no tenía ni idea. Es tal rabia la que me entra que cuando acaba el año yo me voy a vivir con mi abuela», reveló Kiko Rivera. 

«Cuando yo entré en GH DÚO, yo entro para solucionar mis problemas con Hacienda, yo dejo ocupándose de todas mis finanzas a mi gestoría y a algunos amigos. Mi madre llamaba a esa persona diciéndole ¡dónde está el dinero que está ganando mi hijo! Mi madre quiso coger el dinero que yo ganaba en Gran Hermano. Ella decía que era para pagar la letra de mi piso, los cojones», aseveró, visiblemente enfadado.

«Yo le he llegado a decir a Rafa Mora que me dejara 2.000 euros porque estaba pasándolo mal, es que yo lo he pasado muy mal, muchas necesidades. Me lo ha dejado y se lo he devuelto. Y no ha sido una vez, más de una. Mi madre solo me dejó dinero una vez, es más, no se lo voy a devolver. Es la misma cantidad que le di por el bautizo de mi hija para que pagara la letra del coche, hablamos de 6.000 euros», añadió. 

 Kiko Rivera carga contra su tío Agustín

«Me he sentido solo en muchos momentos, también tengo dolor porque ha mi tío lo he considerado como mi figura paterna y no ha estado», le ha confesado a Jorge Javier Vázquez y ha explicado que no hay vuelta atrás al proceso legal y personal que se ha iniciado.

A la única persona que siempre ha querido respetar es a su abuela Ana, a la que le guarda todo su cariño y evita hablar de ella: «Mi abuela es a la única a la que no le recrimino nada, pero cuando ella no esté, mi madre y mi tío se van a pirar, le van a importar bien poco hijos y nietos». De esta manera ha asegurado que cree firmemente que su madre y su tío se van a marchar del país cuando su abuela no esté.

«Mi madre ha entrado en un bucle, ahora ha dicho que mi tío Agustín le ha pedido permiso para denunciarme y que ella ha dicho que sí, me entra la risa. Por mi tío no siento nada, bueno, pena, pero también rabia, porque creo sinceramente que es uno de los responsables que se ha cargado la vida de mi madre, es la verdad», confesó Kiko Rivera, para terminar asegurando: «No quiero saber absolutamente nada de ellos, voy a muerte, mi paciencia ya acabó».

La voz de Belén Esteban parece no ser la única contraria a la actitud de Kiko Rivera en los últimos tiempos. Este lunes Joaquín Prat reflexionaba en El programa de Ana Rosa sobre el cambio de actitud de Kiko Rivera sobre Isabel Pantoja en los últimos tiempos. «Una cosa es que tu madre se quede con lo que a ti te corresponde, una cosa es lo económico», comenzaba. «Pero no puedes tener esa absoluta devoción por tu madre que expresas en las entrevistas, que eran uña y madre, si luego describes a una madre ausente... Cuando ha estado diciendo que es maravillosa durante 18 o 20 años en televisión y ahora esto me choca», proseguía, cuestionando todas las acusaciones del pinchadiscos a su madre. 

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Kiko Rivera, tras defender Belén Esteban a Isabel Pantoja: «Llévatela quince días a tu casa»