La princesa Leonor y la infanta Sofía, cocinillas y seguidoras del programa «MasterChef»

Martín Bastos

ACTUALIDAD

CASA REAL

Fue la propia reina Letizia la que confesó al cocinero Martín Berasategui, en un encuentro que tuvieron en Mallorca en el 2019, que sus hijas no se pierden ninguna edición

09 feb 2021 . Actualizado a las 09:22 h.

Son muchos los niños y niñas de este país que se han aficionado a andar entre fogones en los últimos años, lo que quizás no podíamos imaginar es que la princesa Leonor y la infanta Sofía también han sucumbido a los encantos de la cocina. Entre las clases en el colegio Santa María de los Rosales, las actividades extraescolares y los compromisos oficiales, parece que las hermanas encuentran tiempo para hacer sus pinitos culinarios. Se trata de una afición de largo recorrido ya que la heredera y su hermana son seguidoras del programa de televisión MastercChef, especialmente de la versión júnior, según Colpisa.

Fue la propia reina Letizia la que confesó al cocinero Martín Berasategui, en un encuentro que tuvieron en Mallorca en el 2019, que sus hijas no se pierden ninguna edición. Además, hace dos años participaron en un taller del restaurante DSTAgE, dirigido por Diego Guerrero, que tiene dos estrellas Michelin. Fue durante un fin de semana y lejos de sencillas preparaciones, elaboraron minibabybel de camembert trufado con aceite de trufa, nata, gelatina con cobertura de remolacha y goma gellan; tomate cherry curado con suave puré de cebollino, aceite de anchoa y albahaca con lluvia de frambuesa escarchada; velas de chocolate blanco con mecha y chocolate con churros al estilo de la casa.

Una vez terminados, las hermanas dieron buena cuenta de sus creaciones. Los paladares de Leonor y Sofía son muy amplios ya que han tenido oportunidad de disfrutar tanto de preparaciones sofisticadas como de platos tradicionales. Su madre siempre ha estado muy pendiente de su alimentación, procurando que tengan una dieta equilibrada. De hecho, se comentó en su día que la reina había influido en el cambio en los menús del colegio para que fueran más saludables.