Maduro carga contra la Unión Europea y España ante la nueva ronda de sanciones

El chavismo multiplican sus críticas al Gobierno de Pedro Sánchez, ante el próximo viaje de Laya a Colombia

Maduro, el lunes durante un acto en Caracas
Maduro, el lunes durante un acto en Caracas

Caracas / corresponsal

El régimen de Nicolás Maduro cargó contra la Unión Europea por una nueva ronda de sanciones por «socavar la democracia» en las elecciones del 6 de diciembre. «Muestran la frustración de un grupo de Estados por la manifiesta ineficacia de sus acciones para forzar un cambio de Gobierno por la fuerza en Venezuela», señala un comunicado del Ministerio de Exteriores venezolano. Añade que las inclusión de otros 19 funcionarios, lo que eleva a 55 la lista de sancionados, son «una torpe decisión (...) que apunta a afectar negativamente el diálogo político en el país».

Los ministros de Exteriores de la UE reiteraron este lunes que «las personas agregadas a la lista son responsables, en particular, de socavar los derechos democráticos de la oposición, el funcionamiento de la Asamblea Nacional y de graves violaciones de los derechos humanos y las restricciones de las libertades fundamentales». Las sanciones implican la prohibición de pisar el espacio Schengen y la congelación de los activos y bienes que tengan en la UE.

Entre los nuevos sancionados están la presidenta y el vicepresidente del Consejo Nacional Electoral. También José Brito y Bernabé Gutiérrez, diputados denunciados por supuestamente intentar mediar en favor de Alex Saab, el empresario colombiano al que el régimen de Maduro defiende como «agente diplomático» y Estados Unidos acusa de ser testaferro del mandatario venezolano. Saab espera desde junio en Cabo Verde, donde está en arresto domiciliario, su extradición a EE.UU.

El nuevo castigo de la UE supone un varapalo para Maduro, que está en plena ofensiva diplomática para lograr la liberación sin condiciones de Saab y para que le rebajen las sanciones, como señalan analistas y reiteró Juan Guaidó, al que la UE reconoce como «líder de la oposición» venezolana. Guaidó envió un mensaje a José Luis Rodríguez Zapatero, exjefe del Gobierno español: «A Maduro y su títere de la Asamblea Nacional [Jorge Rodríguez] les dijeron que no habría más sanciones, que las quitarían y que tendrían interlocución con la Unión Europea y EE.UU. Los volvieron a engañar».

Maduro multiplicó sus críticas y acusaciones a España y Colombia. Aprovechando el caso Hasel, acusó al Gobierno español de doble rasero y calificó de «atentado a la libertad de expresión» el encarcelamiento del rapero. La ministra de Exteriores, Arancha González Laya, replicó que en España «no se condena a nadie por cantar» ni se dedica a «prácticas golpistas» como ha sugerido el chavismo ante su próximo viaje a Colombia. Laya se refería a las declaraciones de la vicepresidenta venezolana, Delcy Rodríguez, que la semana pasada acusó al Gobierno de Pedro Sánchez de articular con el presidente colombiano, Iván Duque, «planes golpistas y desestabilizadores contra Venezuela».

La bronca entre Caracas y Bogotá se trasladó este lunes a la apertura de las sesiones del Consejo de Derechos Humanos de la ONU. En su intervención, Maduro señaló que las sanciones están impidiendo que su país ofrezca una mejor respuesta a la crisis causada por la pandemia de covid-19 y reiteró que desde Colombia se trama un golpe de Estado en su contra. En el mismo foro, Iván Duque señaló que la comunidad internacional no puede ser indiferente ante los «crímenes atroces» que se cometen en Venezuela.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Maduro carga contra la Unión Europea y España ante la nueva ronda de sanciones