Aznar admite que «el Partido Popular no vive, desde luego, el mejor momento de su historia»

ACTUALIDAD

LA SEXTA

El expresidente del Gobierno negó haber recibido sobresueldos y tener algún conocimiento sobre la presunta caja B del partido. Al ser preguntado sobre si pondría la mano en el fuego por Rajoy contestó: «pongo la mano en el fuego por mí». Con respecto a los escándalos que rodean al rey emérito resaltó: «sus errores lamentables no empañan su legado»

01 mar 2021 . Actualizado a las 15:14 h.

El expresidente del Gobierno José María Aznar asegura que el Juan Carlos I ha sido un «rey decisivo para la historia de España» y «sus errores lamentables no empañan su legado». En su opinión, el emérito «no está acusado de ningún delito» y puede venir a España «cuando quiera». Aznar, que reconoció que llamó al rey emérito para felicitarle la Navidad, dijo que el padre de Felipe VI debe de volver «cuando le parezca oportuno». 

Al ser preguntado expresamente qué se le pasó por la cabeza al saberse que el emérito no pagó sus impuestos, Aznar recalcó su sorpresa e indignación. «La ley está hecha para cumplirla. ¿Cómo se rompen la sociedades? Pues deslegitimando las instituciones. Si el que representa a la institución no cree en la institución, ¿por qué van a creer los demás?», manifestó el actual presidente de la Fundación FAES y del Instituto Atlántico de Gobierno en una entrevista que le hizo el periodista Jordi Évole y que se emitió esta noche en La Sexta.

El también expresidente del Partido Popular entre 1990 y el 2004 afirmó que durante la Transición «no se pactó la secesión, ni el separatismo ni la ruptura de España». Tras reconocer que «nunca» se sentaría a hablar con Oriol Junqueras, Aznar subrayó que si fuese presidente del Gobierno no optaría por conceder el indulto a los líderes secesionistas: «rotundamente no».

El expresidente popular del Gobierno -que evitó tachar a Vox de partido de ultraderecha manifestando que no le ha visto «llamar a incendiar calles ni okupar casas»- subrayó que cuando él se marchó dejó unido el espacio de centroderecha, que ahora está dividido entre el Partido Popular, Ciudadanos y Vox. «Cuando me marché entregué un partido y un espacio electoral unido. Lo que ha pasado después, pregúnteselo usted a los que vinieron después».

Aznar reconoció que «el PP no vive desde luego el mejor momento de su historia» ya que «los partidos tienen sus puntos altos y sus puntos bajos». Resaltó que es «inaceptable» presentar al PP como un «partido corrupto». En referencia a las graves irregularidades internas que denuncia el extesorero del PP Luis Bárcenas, destacó que «cualquier acto de corrupción es inaceptable y que esto se extienda a todo el partido es inaceptable». 

Nunca hubiera votado a Donald Trump

El presentador le recordó a Aznar aquella foto con George Bush (hijo) con los pies en la mesa. Y le preguntó si hubiera podido tener la misma relación con Donald Trump. La respuesta de Aznar fue rotunda: «No». Luego se explicó. «Le voy a decir una cosa. Yo nunca hubiese votado a Trump, nunca», comentó antes de manifestar «sin duda» su preferencia por Hillary Clinton y Joe Biden, «lo cual no quiere decir que me gusten parte o alguna de las políticas que han hecho o que no me gusten otras», explicó.

Aznar negó durante la entrevista haber recibido sobresueldos y tener algún conocimiento sobre la presunta caja B del Partido Popular: «Yo no he recibido jamás un sobresueldo. Nunca. Y lo digo con todas las letras, lo puede usted subrayar». Al ser preguntado sobre si pondría la mano en el fuego por Mariano Rajoy, no dudó en contestar: «pongo la mano en el fuego por mí».

Ante la posibilidad de si ha pensado en algún momento en regresar a la política, José María Aznar dijo que no, recordando que «no ha pasado ningún día desde el 2004 que no haya habido nadie que me haya dicho que vuelva»