El enigma indio del covid


La India es más que un país. Sus 1.400 millones de habitantes son más que los de toda América, o África, y ya no digamos Europa. Un quinto de los habitantes de la Tierra es indio. Por eso, en plena pandemia de covid-19, algunos investigadores no le quitamos ojo a lo que pasa allí. Y, pásmense, es muy diferente: la enfermedad no les ha venido por oleadas o, mejor dicho, han tenido una sola ola.

Les empezaron a subir los casos a principios de mayo, y la curva de infectados y muertos llegó al pico a mediados de septiembre, cuando se infectaban algo menos de 100.000 personas al día y llegaron a morir unas 1.200 al día. Hasta aquí, la (trágica) evolución normal. Pero lo curioso es que, a partir de ese momento, todas las curvas les han ido cuesta abajo (exceptuando una cierta subida en los últimos días, que podría ser por nuevas variantes). En Delhi, una megaciudad que concentra tanta población como media España, han tenido algún día de este mes sin muertos por covid. No ha habido más olas: nada que se parezca a lo que conocemos en el mundo occidental.

¿Explicación? Ciertamente habrá errores en la contabilización, pero no justificarían la caída de la curva. Algunos pensamos que, por alguna razón, están cerca del umbral de la inmunidad de rebaño, porque tenían ya cierta inmunización antes de la pandemia. ¿Podría ser que haber padecido coronavirus anteriores, distintos del SARS-CoV-2, les haya dado una inmunidad extra? Si así fuere, a Europa podría pasarle algo parecido, y estaría más cerca de lo que cree de la inmunidad de rebaño.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

El enigma indio del covid