Ricard Ramón, dirección de Agricultura de la CE: «España debe hacer un esfuerzo por reducir el uso de pesticidas y antibióticos»

También recuerda que los fondos de la PAC permitirán ampliar la cobertura de la banda ancha a todo el territorio


Redacción / La Voz

La nueva PAC incorporará muchas novedades, entre ellas, las recomendaciones y los ecoesquemas. Ricard Ramón i Sumoy, jefe de unidad adjunto en la dirección general de Agricultura y Desarrollo Rural de la Comisión Europea, nos explica algunas de las claves para entender la nueva gobernanza que incorporará el documento y las recomendaciones que esta entidad ha hecho a España, entre ellas, reducir el uso de pesticidas y antibióticos y mejorar la cobertura de banda ancha en el medio rural.

—Europa ha hecho una serie de recomendaciones a España. ¿Es este uno de los países que mejor puede cumplirlas?

—El ejercicio de las recomendaciones en el ámbito de la PAC es un ejercicio nuevo, que nunca se había hecho. Esas recomendaciones se hacen porque la nueva PAC va a tener una gobernanza diferente, se va a basar en los planes estratégicos y va a haber 27 planes diferentes. Para facilitar la elaboración de esos planes, la comisión ha publicado esas recomendaciones, con dos objetivos. El primero es facilitar la preparación de planes a todos los Estados y garantizar que los planes estratégicos vayan en la línea de lo que espera la Comisión Europea, que va a tener que aprobar esos planes a partir del 31 de diciembre del 2021. Es importante facilitar ese diálogo para que los Estados puedan saber lo que espera la Comisión de ellos. El segundo objetivo es que, desde el año pasado, Europa ha planteado el Pacto Verde y la estrategia De la granja a la mesa, que pretenden que hagamos un ejercicio colectivo por mejorar la sostenibilidad. Incluyen metas que se deben cumplir, como que el 25 % de la superficie agrícola debe estar destinada a agricultura ecológica o reducir en un 50 % el uso de los pesticidas. Y estos objetivos son para toda Europa. Lo que la Comisión hace es ver cómo están los estados miembros y pedir que se trabaje en esa dirección. En el caso concreto de España, se le pide un esfuerzo para avanzar en el desarrollo de la agricultura ecológica, aunque va por buen camino porque está por encima de la media europea. También se le reclama un esfuerzo importante en la gestión de nutrientes y del agua en general, pidiendo que continúe con los esfuerzos para hacer más sostenible los regadíos. Y aconseja también que se mejore la gestión de la biodiversidad. Otro objetivo importante se refiere al uso de pesticidas, pues España debe hacer un esfuerzo importante para reducir su uso, y algo parecido con el uso de antibióticos en el ganado en intensivo.

—¿Todas las recomendaciones son medioambientales?

—Las recomendaciones van más allá del pacto verde e incluyen elementos de coordinación y evaluación, como que se pide a España que avance en un uso más eficaz de los pagos directos, que estos dejen de estar vinculados a referencias históricas. También se habla de la cadena alimentaria, para que se continúe con el proceso de concentración de la oferta. Y hay un objetivo importante del pago verde y es que se va a tratar de que el 100 % de la superficie tenga cobertura de banda ancha. Esta es una recomendación y se le pide a España que haga un esfuerzo con la PAC, con desarrollo rural, para conseguir esta cobertura porque en la comisión pensamos que es un requerimiento básico para frenar la despoblación.

—Los ecoesquemas son obligatorios para los Estados y opcionales para los agricultores ¿Llegará el momento en que sean obligatorios para los agricultores?

—Los ecoesquemas son unos instrumentos concretos con los que los fondos europeos van a resumir una práctica ambiental voluntaria para los agricultores y obligatoria para los Estados miembro. Son una parte fundamental de la arquitectura verde y es importante entenderlos como una pieza más de esa arquitectura, que también incluye una lista de elementos ambientales que van a ser obligatorios para el agricultor, que son las condicionalidades, que si no se respetan no se obtienen los pagos directos. Los ecoesquemas van a resumir unas prácticas voluntarias que van más allá de las de obligado cumplimiento. El Estado miembro establece unas condicionalidades, unos parámetros obligatorios para todo el mundo, como la rotación de cultivos. Pero el ecoesquema podría ir más allá e incluir una rotación más ambiciosa, por eso es importante verlos como algo vinculado a la agricultura verde. Los Estados si quisieran podrían usar los ecoesquemas para poner en marcha prácticas piloto que posteriormente podrían pasar a ser obligatorias por la condicionalidad.

—Cada Estado debe redactar su propio plan estratégico ¿cómo se controlará que haya uniformidad?

—Ese es un debate que está en marcha, buscar el equilibrio perfecto con las necesidades de dar flexibilidad, porque la agricultura y la ganadería gallegas son muy diferentes a la de Rumanía. Las decisiones se tienen que acercar al ciudadano y por eso en esta reforma hay una nueva gobernanza que da autonomía a los estados para diseñar la letra pequeña de aplicación de la PAC. Pero también hay mecanismos de salvaguarda para garantizar que los estados no vayan en contra de las directrices de la Comisión. Los planes los va a evaluar la Comisión Europea y eso es una garantía de que no habrá distorsión en el mercado comunitario. La discusión del reglamento europeo no está acabada, y va a incluir unos parámetros mínimos que todo el mundo tiene que respetar.

—¿Los fondos que sobren de los ecoesquemas se podrán recolocar en otras partidas?

—Es una discusión que aún está abierta. Aún no está decidido cómo se van a gestionar los fondos que sobren de los ecoesquemas o qué va a pasar si los fondos no se utilizan. Esperamos que el reglamento se apruebe antes del verano y entonces se sabrá en qué condiciones se van a poder usar esos fondos y también sabremos cuánto dinero se va a destinar a los ecoesquemas.

EL CONTENIDO DE LA PRESENTE PUBLICACIÓN REPRESENTA ÚNICAMENTE LAS OPINIONES DEL AUTOR Y ES RESPONSABILIDAD EXCLUSIVA DE ESTE. LA COMISIÓN EUROPEA NO ASUME NINGUNA.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Ricard Ramón, dirección de Agricultura de la CE: «España debe hacer un esfuerzo por reducir el uso de pesticidas y antibióticos»