Meghan Markle tacha de racista a la casa real británica y confiesa que pensó en suicidarse

La Voz REDACCIÓN

ACTUALIDAD

Los duques de Sussex, Harry y Meghan, durante su entrevista con Oprah Winfrey
Los duques de Sussex, Harry y Meghan, durante su entrevista con Oprah Winfrey Joe Pugliese (Harpo Productions) | DPA vía Europa Press

En su esperada entrevista con Oprah Winfrey, los duques de Sussex exponen sus razones para separarse de los Windsor y revelan que esperan una niña. Este escándalo reaviva el fantasma de Lady Di

09 mar 2021 . Actualizado a las 08:00 h.

La entrevista más esperada en mucho tiempo en  el Reino Unido, y la más temida por la casa real británica, dejó titulares de impacto. Meghan Markle, la duquesa de Sussex, ha revelado que tuvo pensamientos suicidas durante su primer embarazo debido a las presiones a las que se vio sometida y afirmó que la casa real se negó a ayudarla. Y también, junto a su marido, el príncipe Enrique, ha denunciado racismo en la institución monárquica y ha comparado su experiencia con la de la malograda princesa Diana.

La anunciada conversación «íntima» entre la presentadora Oprah Winfrey -una estrella de la televisión estadounidense-, Enrique y Meghan, fue emitida por la cadena de televisión CBS en la noche del domingo . Y no defraudó. Las revelaciones más chocantes corrieron de cuenta de Meghan, quien protagonizó en solitario la primera mitad de la entrevista con la presentadora Oprah Winfrey, que duró dos horas y se emitió en horario de máxima audiencia en la cadena CBS (este lunes se emitirá en Reino Unido). La duquesa de Sussex ha confesado sentirse «aislada, sola y carente de apoyo» lo que  motivó sus pensamientos de acabar con su propia vida, mientras que ha revelado que dentro de la familia real hubo preocupación por el color de la piel de los hijos que tuviesen en común. 

«En los meses en los que yo estaba embarazada, hubo (...) preocupaciones y conversaciones sobre lo oscura que podría ser su piel cuando naciera», aseguró Meghan. La duquesa precisó que esos presuntos comentarios racistas se pronunciaron en «conversaciones que la familia tuvo» con Enrique, pero se negó a identificar a quienes los articularon, al afirmar que «eso sería muy dañino para ellos». Cuando se incorporó más tarde a la entrevista, el príncipe Enrique confirmó que la conversación giró en torno a «qué aspecto iban a tener los hijos» que tuviera con Meghan, que es mestiza y con raíces afroamericanas, pero se negó a dar más detalles al respecto. «Es una conversación de la que nunca voy a hablar», afirmó Enrique, quien agregó que fue «chocante».