La CDU, en horas bajas por corrupción en un año electoral clave en Alemania

Temen el voto de castigo en los comicios del domingo en dos «länder»

El nuevo líder de la CDU, Armin Laschet
El nuevo líder de la CDU, Armin Laschet

Berlín / E. La Voz

Dos estados federados de Alemania votarán el domingo para elegir sus Gobiernos regionales con el partido de la canciller Angela Merkel en horas bajas. Los conservadores de la Unión Cristianodemócrata (CDU) se han visto salpicados por sospechas de corrupción, un escándalo financiero y una serie de fracasos en la gestión de la pandemia que podrían derivar en un voto de castigo en dos importantes länder y empeora sus pronósticos de cara a un año electoral clave.

Los escándalos no podrían haber llegado en peor momento para la CDU. El jueves, el diputado Mark Hauptmann anunció su dimisión inmediata, al verse implicado en un caso de corrupción por inserciones publicitarias, sobre todo de Azerbaiyán, en un diario regional que dirige.

Unos días antes salió a la luz el llamado «caso de las mascarillas» en el que están implicados dos parlamentarios que también dimitieron y fueron expulsados del partido. Los dos diputados recibieron, directa o indirectamente, comisiones de varios cientos de miles de euros por la compra de mascarillas.

El asunto ha llevado a la apertura de una investigación por fraude y corrupción por parte de la Fiscalía de Múnich y a registros en las sedes. Para intentar sofocar el incendio, el partido ha exigido a todos sus diputados presentar antes de este fin de semana pruebas de que no recibieron ningún beneficio económico, directamente o a través de una empresa, por la compra o venta de productos médicos o equipos de protección contra el covid-19.

Se espera que el escándalo acabe de forma definitiva con las posibilidades de victoria de la CDU en el land de Baden-Wurtemberg, donde podría obtener el peor resultado de su historia. Cuenta con un 24 % de intención de voto, una caída de cuatro puntos respecto a los últimos comicios, según el barómetro político de la cadena ZDF.

Las encuestas indican que Los Verdes, desde hace una década en el poder, se verán reforzados y permanecerán otros cinco años más. El popular Winfried Kretschmann, del ala más conservadora de los ecologistas, amplía su ventaja con un 35 % de intención de voto. El domingo buscará su tercer mandato como presidente regional.

En el vecino estado federado de Renania-Palatinado, los democristianos llevan mucho tiempo esperando arrebatar la región a los socialdemócratas, que la han gobernado durante tres décadas. Pero ahora están muy próximos en intención de voto: en torno al 30 %. Los pronósticos electorales indican que la socialdemócrata Malu Dreyer podrá repetir su alianza con Los Verdes y los liberales del FDP.

A nivel nacional, los conservadores también registran una clara caída hasta el 30 %, casi tres puntos menos que su resultado en las elecciones al Parlamento del año 2017 (32,9%), según un sondeo de Insa.

El año del adiós de Merkel

Baden-Württemberg y Renania Palatinado abrirán la ronda de seis elecciones regionales hasta concluir en las generales del 26 de septiembre. Hasta entonces los conservadores deberán elegir a su candidato a la cancillería de acuerdo con su partido hermano, la CSU bávara.

Junto a Armin Laschet, líder de la CDU, se le atribuyen aspiraciones al puesto al bávaro Markus Söder, más derechista. Las de septiembre serán las primeras elecciones sin Merkel, tras 16 años como candidata indiscutible de los conservadores.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

La CDU, en horas bajas por corrupción en un año electoral clave en Alemania