Mil personas piden la libertad del rapero Hasel en Madrid bajo una fuerte vigilancia policial

Al grito de «Libertad Pablo Hasel», los manifestantes han intentado tomar la calzada del paseo del Prado con dirección a Cibeles, pero la Policía Nacional les ha cortado el paso. La manifestación no autorizada se ha disuelto tras más de una hora de protestas


Redacción

Un millar de personas se han manifestado esta tarde en el centro de Madrid para pedir la libertad del rapero Pablo Hasel, según sus simpatizantes «secuestrado» por el Estado al haber entrado en prisión en febrero por delitos de enaltecimiento del terrorismo e injurias contra la Corona y las instituciones.

La manifestación no autorizada se ha disuelto pasadas las 20.00 horas tras más de una hora de protestas, informa Europa Press. «Ahora nos vamos a casa pero pronto volveremos y seremos más. No nos pararán», ha gritado uno de los asistentes al finalizar la manifestación.

La marcha, que no había sido comunicada a la Delegación del Gobierno, ha comenzado a las 19.15 horas en la plaza de Carlos V de Madrid, y ha transcurrido bajo una intensa vigilancia policial y sin incidentes, más allá de los imprevistos cortes al tráfico.

Al grito de «Libertad Pablo Hasel», los manifestantes han intentado tomar la calzada del paseo del Prado con dirección a Cibeles, pero la Policía Nacional les ha cortado el paso.

La Policía Nacional ha desplegado ante los manifestantes un doble cordón de agentes, a lo que se ha sumado una treintena de furgones y el corte del tráfico tanto rodado como peatonal en el paseo del Prado y las calles aledañas, lo que ha provocado atascos en vías cercanas como la calle Alfonso XII, informa Efe.

La pancarta de cabecera de la protesta, convocada entre otros colectivos por Movimiento Antirrepresivo de Madrid, reza: «Por nuestros derechos. Amnistía Total. Libertad Pablo Hasel».

Dicha cabecera ha permanecido inmóvil durante cerca de una hora a escasos centímetros de los primeros agentes del cordón policial, mientras se gritaban consignas como: «Violencia es no llegar a fin de mes», «Libertad, libertad, detenidos sin luchar», «Policía tortura y asesina» o «Yo también me cago en el rey».

Poco después de las 20.00 horas los asistentes a la manifestación han comenzado a replegarse pacíficamente y entre aplausos, y se han dirigido a la Cuesta de Moyano, al bloquear la Policía el resto de salidas. En la confluencia de la cuesta con la calle Alfonso XII un nuevo cordón policial ha obligado a los manifestantes a identificarse uno a uno antes de abandonar la concentración.

El manifiesto de la convocatoria tachaba el encarcelamiento del rapero de «ataque a la libertad de expresión» y censura la «criminalización de la protesta» que, a su juicio, se ha producido con las concentraciones que siguieron a la entrada en prisión de Hasel.

La protesta se realiza un mes después de que Hasel ingresara en prisión el pasado 16 de febrero tras ser detenido en la Universidad de Lleida para cumplir una condena de nueve meses de cárcel por enaltecimiento del terrorismo.

El encarcelamiento de Hasel desencadenó en varias ciudades, como Barcelona, Madrid o Valencia, una serie de protestas con altercados violentos, decenas de heridos -muchos de ellos policías- y de detenidos, algunos de ellos menores. En la capital, los manifestantes violentos causaron importantes destrozos en el centro de la capital, tanto en las calles como en los establecimientos de la zona.

¿Es esto libertad de expresión? Un repaso a las frases y tuits más incendiarios del rapero Hasel

Nacho de la Fuente
El rapero leridano Pablo Hasel, durante la rueda de prensa que ofreció antes de su ingreso en prisión
El rapero leridano Pablo Hasel, durante la rueda de prensa que ofreció antes de su ingreso en prisión

Pablo Rivadulla Duró fue detenido el pasado lunes tras ser condenado a nueve meses por los delitos de enaltecimiento del terrorismo e injurias a la Corona. Sus provocaciones y frases incendiarias han reabierto el debate sobre los límites de la libertad de expresión

Su nombre resuena con fuerza desde hace unos días en los telediarios, las radios, los diarios y en la calle: Pablo Rivadulla Duró (Lérida, 9 de agosto de 1988), conocido artísticamente como Pablo Hasel. El rapero catalán fue detenido el pasado martes en la Universidad de Lérida tras ser condenado a nueve meses de prisión, seis años de inhabilitación y a casi 30.000 euros de multa por los delitos de enaltecimiento del terrorismo e injurias a la Corona vertidas en muchas de sus canciones y tuits.

Aunque más de 200 artistas españoles de distintas disciplinas culturales firmaron un manifiesto apoyando la libertad del rapero una semana antes de su entrada en prisión, sus excesos verbales dividen a la sociedad entre los que están a favor de que haya sido encarcelado y los que reclaman que se modifique la legislación actual para que no existan penas de cárcel por manifestar una idea o una opinión, por muy ofensiva que sea.

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Mil personas piden la libertad del rapero Hasel en Madrid bajo una fuerte vigilancia policial