Policías heridos por bombas de gasolina y ladrillos en la tercera noche de disturbios en Belfast

Las tensiones en Irlanda del Norte han crecido en los últimos meses por los acuerdos comerciales que se han adoptado tras el «brexit»

Pedruscos lanzados a la policía de Irlanda del Norte en las inmediaciones de Belfast
Pedruscos lanzados a la policía de Irlanda del Norte en las inmediaciones de Belfast

Redacción | Europa Press

La tercera noche consecutiva en la que se registra violencia en diferentes puntos de la geografía de Irlanda del Norte ha dejado a agentes heridos tras ser atacados por los manifestantes con bombas de gasolina y ladrillos. Durante la noche del domingo ha estallado de nuevo la violencia en Newtownabbey y Carrickfergus, en el condado de Antrim.

Tres coches han sido secuestrados e incendiados cuando el grupo de unas 20 o 30 personas protagonizó el «ataque orquestado», que ha tenido lugar entre las 19.30 y las 22.30 horas (hora local). En un comunicado, la Policía norirlandesa ha concretado que se han lanzado 30 bombas de gasolina contra las fuerzas de seguridad. Tras los incidentes, un hombre de 47 años fue arrestado y actualmente permanece bajo custodia policial.

Esta situación se produce después de que el viernes resultaran heridos al menos 27 agentes de Policía en Belfast y Londonderry, según recuerda Sky News. Tras estos disturbios, siete personas fueron acusadas, entre ellos tres hombres de 25, 21 y 18 años, y una mujer de 19.

Las tensiones han crecido en los últimos meses en la región por los acuerdos comerciales que se han adoptado tras el brexit, una situación tensa que llegó a su límite cuando la semana pasada la Policía decidió no procesar a 24 políticos del Sinn Féin por asistir a un funeral, violando las medidas establecidas por el Gobierno para tratar de controlar la pandemia.

Irlanda del Norte vive una ola de disturbios no vistos desde el fin de la violencia sectaria

Juan Francisco Alonso
Una patrullera se acerca una barricada incendidad en Belfast
Una patrullera se acerca una barricada incendidad en Belfast

Las protestas dejan más de medio centenar de policías heridos y decenas de detenidos, así como millonarios daños

Irlanda del Norte ha vivido esta Semana Santa una ola de disturbios no vista desde el fin de la violencia sectaria entre protestantes y católicos a finales del siglo XX. Los incidentes han dejado más de medio centenar de policías heridos, decenas de detenidos, así como millonarios daños materiales, entre ellos varios vehículos de las fuerzas de seguridad y privados incendiados y vitrinas de comercios destrozadas.

Las noches del viernes y sábado las localidades de Belfast y Newtonabbey fueron escenarios de batallas campales protagonizadas por decenas de personas, presuntamente unionistas y en su mayoría jóvenes, que se han enfrentado a las fuerzas del orden. En Londonderry los disturbios cumplieron el sábado su quinto día consecutivo, de acuerdo con el diario The Independent. «Los agentes han sido objeto de un ataque orquestado, durante el cual jóvenes y adolescentes les han lanzado piedras, botellas, cócteles molotov y fuegos artificiales», denunció el comisario Darrin Jones a la prensa. 

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Policías heridos por bombas de gasolina y ladrillos en la tercera noche de disturbios en Belfast