Díaz-Canel asume el encargo de reformar Cuba desde la continuidad

ACTUALIDAD

Miguel Díaz-Canel, presidente de Cuba y secretario general de PCC
Miguel Díaz-Canel, presidente de Cuba y secretario general de PCC ARIEL LEY ROYERO | Efe

La vieja guardia que participó en la revolución también se jubila con Raúl Castro

21 abr 2021 . Actualizado a las 09:08 h.

No ha habido sorpresas. Raúl Castro cumplió el pasado fin de semana el compromiso, ya anunciado en el VII congreso (2016), de dejar sus responsabilidades como primer secretario del Partido Comunista de Cuba (PCC), heredadas de su hermano Fidel. Con él se han ido los últimos representantes de la vieja guardia de sierra Maestra: José Ramón Machado, que hasta el pasado viernes ocupaba el puesto de segundo secretario del PCC, y los comandantes Ramiro Valdés y Guillermo García, todos ellos nonagenarios. El nuevo mandamás tendrá así las manos libres para salvar a la isla del naufragio sin traicionar los compromisos adquiridos con sus promotores. 

Buró Político

Al nuevo buró político, elegido formalmente por un centenar de miembros del comité central del PCC entre los 300 delegados del congreso y formado por 14 miembros, se incorporan el primer ministro, Manuel Marrero, hombre de confianza de Díaz-Canel, y Luis Alberto López Rodríguez Callejas, exyerno de Raúl Castro y principal responsable de GAESA, la corporación militar que concentra prácticamente todos los negocios controlados por el Estado, que van desde el sector hotelero a las importaciones, pasando por los puertos y el comercio minorista de divisas.

También formarán parte del buró político, el núcleo duro del partido único, Salvador Valdés Mesa, uno de los vicepresidentes; Bruno Rodríguez, ministro de Asuntos Exteriores; Esteban Lazo, presidente de la Asamblea Nacional y del Consejo de Estado; Álvaro López Mira, ministro de las Fuerzas Armadas Revolucionarias; Lázaro Álvarez Casas, ministro del Interior, Roberto Morales Ojeda, dirigente del partido, y tres mujeres: Teresa Amerelle, Marta Ayala y Gladys Martínez.