Rubén Castro, el papá gestante, dio a luz: Luar ya está aquí

Ha sido el propio Rubén el encargado de comunicar la feliz noticia a través de las redes sociales


Redacción / La Voz

Seis días después de la fecha prevista, este sábado Luar llegó el mundo. Ha sido su papá, Rubén Castro, el encargado de comunicar la feliz noticia a través de las redes sociales. «Perdonad el silencio, la ausencia y el no contestar a vuestros mensajes, estaba dándole la bienvenida al mundo a esta preciosidad que tengo por hije», señalaba Rubén, que también quiso agradecer todos los mensajes y felicitaciones recibidas durante estas primeras horas. «Ha sido lo más difícil y deseado que he vivido hasta ahora. La aventura solo acaba de empezar», escribía en la misma publicación en la que se puede ver parte de la carita y una mano de la criatura agarrando un dedo. 

De momento, se desconoce cómo ha sido el parto, aunque él mismo señaló hace unos días a este periódico que se lo imaginaba en el agua y sin epidural. «He visto muchísimos vídeos, y tengo como un parto idílico. He escogido este sitio porque tienen un programa de parto respetado en agua, y me gustaría que fuera así. Aparte de todo lo que es un nacimiento consciente y bien cuidado, que pudiese acabar en agua, lo menos medicalizado posible», explicó.

Seguro que más adelante, el propio Rubén no tendrá problema en contar la experiencia, porque desde hace meses él y dos personas de su más absoluta confianza están inmortalizando todo el proceso para producir un documental, Papá gestante, con el que pretender dar visibilidad a la comunidad trans de esta realidad. «También nos gustaría que sirviera en la educación, o en ámbitos más grandes como el laboral o sanitario para que personas que se dedican a trabajar con personas, si encuentran a una persona trans, tengan una base y sepan lo que es importante en estos casos. Se trata de allanar el camino al resto, y darlo a conocer a la sociedad, porque es una realidad muy desconocida». 

Ha sido un camino largo, Rubén ha explicado que se ha encontrado con muchas puertas cerradas y muchos feos por parte de profesionales sanitarios, sin embargo, la ilusión por traer al mundo a su propio hijo ha podido con todo. «Cuando tú quieres algo, no hay nada que pueda con ello», confesaba. 

Rubén Castro, embarazado de 40 semanas: «Mi parto idílico sería en el agua y sin epidural»

María Vidal

Siempre tuvo claro que quería ser padre y gestar a su bebé. Después de muchas batallas y puertas cerradas, mañana sale de cuentas. «Para mí esto siempre ha ido antes que cualquier otra cosa», dice este joven que ha visto su transición condicionada por la experiencia de la paternidad

Tiene 27 años, y está a punto de vivir uno de los días más importantes de su vida. Rubén desde siempre tuvo claro que el sueño de su vida era ser padre y gestar a su bebé. Una decisión que condicionó, incluso, su proceso de transición, ya que hubo algo que siempre iba por delante, no quería poner en riesgo su fertilidad. No se lanzó a iniciar un tratamiento hasta que congeló sus óvulos, llevaba a cabo revisiones ginecológicas rutinarias, y no se operó de mastectomía porque quiere vivir la experiencia de lactar, importante para él y para su bebé.

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Rubén Castro, el papá gestante, dio a luz: Luar ya está aquí