Gonzalo Caballero emplaza la Xunta a seguir el «modelo asturiano» de una desescalada gradual

El líder del PSdeG pide más esfuerzo en la política de reactivación económica tras los malos datos de empleo de la última EPA


Combinar e refuerzo de la sanidad pública con una desescalada gradual y un ritmo muy acelerado en la administración de vacunas contra el covid-19. En eso consiste la receta que el Gobierno de Adrián Barbón está aplicando en el Principado de Asturias, y que el secretario xeral del PSdeG, Gonzalo Caballero, propone que Feijoo copie como modelo para Galicia para orientar los siguientes pasos en la gestión de la pandemia.

Caballero no pasó por alto que Asturias es ahora mismo la comunidad autónoma con el porcentaje más elevado de población a la que se le administró al menos una dosis de la vacuna, algo más de 34 %, tres puntos por encima de la marca gallega, así que demandó que Galicia siga ese mismo modelo por es el más «razoable» para avanzar de manera gradual en la desescalada.

Recuerda el número uno de los socialistas que ya el miércoles, antes de que Feijoo diera a conocer las restricciones propuestas por el comité clínico para la nueva etapa en la que dejará de estar vigente el estado de alarma, ya invocó la opción de dar «pasos cara diante» en la ampliación de los horarios de la hostelería para que pudiera mantener la apertura hasta la medianoche.

No fue la propuesta finalmente adoptada, pues bares y cafeterías solo podrán abrir en Galicia hasta las 23 horas, mientras que os restaurantes podrán hacerlo hasta la una de la madrugada, lo que no impidió que Caballero demandara que la desescalada de la hostelería se aplique con «protocolos e mecanismo de seguridade fronte ao virus» para poder avanzar así en la reactivación de la economía y la recuperación del empleo.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Gonzalo Caballero emplaza la Xunta a seguir el «modelo asturiano» de una desescalada gradual