EE.UU. y Rusia comienzan un diálogo pese a sus «profundas diferencias»

La Voz REDACCIÓN | EFE

ACTUALIDAD

Primera reunión de los ministros de Exteriores estadounidense y ruso, Antony Blinken y Serguéi Lavrov
Primera reunión de los ministros de Exteriores estadounidense y ruso, Antony Blinken y Serguéi Lavrov

La primera reunión entre los ministros de Exteriores Antony Blinken y Serguéi Lavrov tuvo lugar en Reikiavik

20 may 2021 . Actualizado a las 07:36 h.

Estados Unidos y Rusia dieron este miércoles comienzo a un diálogo para relajar la tensión, con una primera reunión de sus titulares de Exteriores, Antony Blinken y Serguéi Lavrov, que se vieron las caras en Reikiavik para acercar posturas, pese a las «profundas diferencias» entre ambos países.

El estadounidense abrió el encuentro con unas palabras en las que resaltó que esas discrepancias no son «ningún secreto», tras saludarse amistosamente con Lavrov. Acto seguido endureció el tono y advirtió de que Estados UNidos responderá si Rusia se comporta de forma agresiva contra Washington o sus aliados.

Aun así, afirmó que Estados Unidos no quiere una escalada de tensión con Rusia, sino que lo único que desea es defender sus propios intereses. «Dicho esto, hay muchos ámbitos en los que nuestros intereses se entrecruzan y superponen», dijo Blinken, quien citó como ejemplos la lucha contra la pandemia y el cambio climático, los programas nucleares de Irán y de Corea del Norte, o Afganistán. El titular de Exteriores estadounidense aseguró que el mundo puede ser «un lugar más seguro» si hay una colaboración entre EE.UU. y Rusia.

Lavrov habló después de Blinken y se mostró dispuesto a abordar todos los asuntos «sin excepción» con su homólogo estadounidense, siempre y cuando el diálogo sea honesto. El jefe de la diplomacia rusa admitió que ambos países «disienten profundamente» a la hora de valorar la situación internacional y también en los métodos necesarios para su «normalización».

«Como usted ha dicho, del estado de las relaciones entre Moscú y Washington depende en gran medida la situación general en el mundo», afirmó Lavrov en el encuentro, que se produjo en los márgenes del Consejo Ártico.

Destacó que ambos presidentes, el ruso Vladímir Putin y el estadounidense Joe Biden, en sus conversaciones telefónicas coincidieron en la necesidad de cooperar en aquellas áreas en las que los intereses coinciden y donde se puede lograr un «resultado positivo», en especial en lo que afecta a «la estabilidad estratégica». «Por supuesto, esto (la reunión) es muy importante para nuestras relaciones. Para que nos aclaremos, como es el deseo de nuestro presidentes, qué hacer con ellas», señaló.

Al igual que Blinken, Lavrov se mostró abierto a hablar con su colega sobre el programa nuclear iraní, la situación en la península coreana y Afganistán, de donde este año se retirarán las tropas estadounidenses.

Se esperaba que Lavrov y Blinken hablaran de la posible celebración de una cumbre entre los presidentes de ambas potencias, que podría tener lugar a mediados de junio en un país diplomático europeo, aunque por el momento ninguna de las dos partes lo ha confirmado.