«Friends»: un encuentro para la nostalgia y las confesiones con demasiadas estrellas invitadas

La Voz

ACTUALIDAD

Imagen del especial «Friends: La reunión»
Imagen del especial «Friends: La reunión» HBO

HBO apuesta por rendir un homenaje lúdico a la serie y por poner en valor su trascendencia para la ficción televisiva en el especial estrenado este jueves

27 may 2021 . Actualizado a las 19:01 h.

La última vez que los actores de Friends pisaron su famoso apartamento de Manhattan salieron dejando sus llaves sobre la mesa y marchándose a tomar un último café antes de poner rumbo hacia los compromisos de la vida adulta. Con esa escena del episodio final de la famosa comedia de NBC arranca el especial Friends: la reunión, que acaba de estrenar HBO, un programa que pone en valor el poder de la nostalgia. El capítulo no cuenta con un guion de ficción. Se basa simplemente en el poder de los recuerdos y en sentarse con los protagonistas a evocar todas escenas y los iconos que marcaron una época. Y a comprobar que, diecisiete años después de su adiós, el tiempo también ha difuminado para ellos la memoria de la serie que cambió sus vidas.

Es David Schwimmer, el arqueólogo Ross, el primero que entra en la nave que alberga el plató original de la icónica comedia, el Stage 24, en el estudio de Warner Bros. en Burbank. Allí han vuelto a ponerse en pie el descansillo de los apartamentos 19 y 20, el emblemático salón de la casa de Mónica y la mesa del café Central Perk que estaba siempre reservada para ellos. Después van llegando Lisa Kudrow, Jennifer Aniston, Courteney Cox, Matt LeBlanc y Matthew Perry. Lo primero que la actriz que encarnó a la popular Rachel busca nada más entrar es la caja de pañuelos de papel para secarse las lágrimas.

El especial es emotivo pero reproduce al mismo tiempo el espíritu lúdico que transmitía aquella serie inspirada en «ese momento de la vida en que tus amigos son tu familia», como recuerdan los propios creadores de la ficción, que ocupan un lugar de honor entre el público que asiste al encuentro. Delante de la fuente que aparecía en la cabecera de cada episodio, el presentador James Corden conduce la entrevista con los seis protagonistas, que no han perdido con los años esa conexión que los hizo especiales para millones de espectadores.

Con diez temporadas de enorme éxito y 236 episodios en total, Friends llevó las desventuras y locuras de un grupo de neoyorquinos a las pantallas de todo el mundo. Todo lo que tocó se convirtió en un icono global, desde la canción de cabecera _el famoso I'll Be There For You» de The Rembrandts- al sofá de la cafetería donde se juntaban.

El programa especial mezcla momentos de mucha nostalgia y emoción para los fans, con algunos tramos de relleno e invitados que tienen poco que ver con la serie, como recoge una crónica de Efe. Friends: la reunión, que no es un capítulo de ficción sino un programa retrospectivo que combina entrevistas, juegos pensados para deleitar a los seguidores de la serie, recreaciones de algunas de sus escenas más famosas, instantes íntimos entre los seis actores y algunos invitados ajenos a esta comedia y cuyo fichaje resulta aquí difícil de explicar.

Aviso: este texto incluye detalles que destripan la trama del especial. Uno de los momentos más conmovedores se da en el comienzo, cuando los seis actores entran en silencio y en solitario a los estudios de Warner Bros. donde se rodó la serie. El piso de Rachel y Monica, el café Central Perk y el apartamento de Chandler y Joey, todos ellos lugares imprescindibles de Friends, son los espacios ahora inertes en los que los seis protagonistas se reencuentran entre abrazos. El especial vuela alto justamente cuando más se aproxima a los actores y se olvida de todo lo superfluo para subrayar una amistad en mayúsculas que casi los convirtió en una familia.

Pero en ese viaje al pasado no solo brillan los protagonistas y sus confidencias. También aparecen los creadores de la serie, David Crane y Marta Kauffman, hablando de la gestación y el cásting, y algunos secundarios ilustres como Tom Selleck (Richard en la serie), Maggie Wheeler (Janice) o James Michael Tyler (Gunther).

El amor de Ross y Rachel traspasó la pantalla

Todos los personajes compartían protagonismo por igual en las tramas de Friends, pero la relación entre Rachel (Aniston) y Ross (Schwimmer) fue uno de los mayores alicientes y el gancho que hacía avanzar los capítulos. En este especial se descubre que la atracción sentimental entre los actores no se limitó a la ficción. Según cuentan ellos mismos, Aniston y Schwimmer sintieron que su química iba mucho más allá de la serie en la primera temporada, pero detallaron que no fue posible una relación entre ellos ya que nunca coincidió que ambos estuvieran libres y sin pareja. En tono cómico, Aniston recordó haberle dicho a Schwimmer que sería una pena que su primer beso no fuera en la vida real sino en la televisión y frente a todo el país. «Y así fue. La primera vez que nos besamos fue en la cafetería del Central Perk», concretó la actriz al señalar de forma enigmática que en ese instante quizá se colaron en la ficción algunos sentimientos muy reales.

Lady Gaga canta «Smelly Cat»

Phoebe no era precisamente la mejor cantante del mundo, pero sus escenas a la guitarra con temas como Smelly Cat rápidamente se convirtieron en un éxito entre los espectadores de Friends. Lisa Kudrow vuelve ahora a interpretar esta surrealista canción, aunque en esta ocasión aparece a su lado una compañera de mucho nivel como Lady Gaga para acompañarla en un dueto. «No está mal», le dice Phoebe a su interpretación. Otra anécdota, pero mucho más dolorosa, tiene en el centro a Matt LeBlanc, quien recordó cómo se dislocó un hombro en medio del rodaje de un capítulo. Para los supersticiosos queda el detalle de que el día de la lesión fue el único, según LeBlanc, en el que los seis actores no hicieron el corrillo previo y el abrazo con el que se animaban siempre antes de entrar al set.

Al margen del toque humorístico de Lady Gaga con Lisa Kudrow y de invitados pertinentes como Reese Witherspoon, quien interpretó a la hermana de Rachel en la serie, Friends: La reunión peca lamentablemente de muchos momentos sin sentido y de participaciones de celebridades con poca justificación, como el grupo BTS, la activista Malala Yousafzai o el exfutbolista David Beckham, subraya David Villafranca para Efe. La lista de extrañas intervenciones en este especial incluye además a Justin Bieber, Cara Delevingne o Cindy Crawford, que se prestaron a ser modelos para un desfile de looks famosos de la serie sin hacer nada más ni abrir la boca en ningún momento. Podría pensarse que HBO Max necesitaba invitados para llenar los 103 minutos que dura el especial. Pero da la impresión de que el público de Friends habría preferido algo exclusivamente centrado en su serie, con una mirada honesta y cercana a sus personajes favoritos y sin añadidos que navegan entre lo bobo y lo absurdo.